Sobrepeso en el embarazo

¿Cuándo tienes sobrepeso en el embarazo?

Cuando te quedas embarazasa debes tener en cuenta que a tu peso se le sumará el peso del bebé, el de la placenta, el del líquido amniótico, la lógica retención de líquidos y un necesario incremento de la grasa corporal. Al final del embarazo ese aumento de peso es de aproximadamente el 20% del que se tenía antes del embarazo.

Sobrepeso en el embarazo

Una mujer que tiene sobrepeso debería aumentar entre 7 y 11,5 kg en total, a un ritmo de 1 a 1,5 kg por semana. Si el problema ya es de obesidad, no debería aumentar más de 7 kilos en todo el embarazo. De todas maneras, es importante hablar con tu ginecólogo o matrona, para que te diga exactamente cuál es el peso que deberías aumentar, porque en algunos casos puede variar la recomendación general.

Por encima de este incremento y si se trata de aumentos producidos por depósitos de grasa, podemos establecer que estamos ante un caso de sobrepeso que, si se incrementa notablemente, se convierte en obesidad.

Es importante precisar en que se debe tratar de incrementos de depósitos de grasa y no de excesos de retención de líquidos, que nada tienen que ver con sobrepeso u obesidad.

Tienes sobrepeso si tu índice de masa corporal antes de quedarte embarazada, se encontraba entre 25 y 29,9. El índice de masa corporal es la relación entre la altura y el peso. Se considera que una persona está obesa si su IMC está por encima de 30.

Embarazadas con sobrepeso

Acumulación natural de grasa en el embarazo

Durante la gestación se produce una acumulación natural de grasa y que persiste aunque se controle la alimentación y que esa grasa va a tener un papel muy importante en el proceso de formación de la leche materna, por lo que sus efectos desparecen al final de la lactancia.

No hay que exagerar con el control de la grasa, ya que tiene que haber la necesaria para que todos los procesos desarrollen según lo previsto durante y después el embarazo.

Las causas del sobrepeso durante el embarazo

Embarazada o no, el sobrepeso se adquiere por ingerir un exceso de calorías. Comer desordenadamente y en exceso conduce al sobrepeso y la obesidad. Durante el embarazo normalmente hay un incremento del apetito y también se producen situaciones de ansiedad que se tiende a mitigar con la comida. Es fácil caer en una rutina de incremento del consumo de alimentos y de un tipo no siempre recomendable para la buena salud.

En una mujer sana no hay otras causas que generen sobrepeso que los excesos en la comida. En mujeres con trastornos diabéticos hay riesgo de que durante el embarazo se produzca un incremento del peso y esa circunstancia debe estar siempre en conocimiento del médico desde los primeros momentos del embarazo. Una embarazada con sobrepeso está más expuesta a sufrir dolores de espalda, calambres, fatiga, problemas de sueño, etc.

Efectos del sobrepeso

Hasta hace relativamente pocos años existía una tendencia a la dramatización de las situaciones de sobrepeso en el embarazo. Se asociaban a complicaciones en el momento del parto, predisposición a situaciones de hipertensión arterial o a preeclampsia. Hoy día la práctica médica ha desechado estos riesgos y el sobrepeso en el embarazo no está asociado a ningún riesgo específico. Hay estudios que relacionan la gestación de bebés de peso alto en madres con sobrepeso con una mayor predisposición al parto por cesárea.

Ciertamente, una embarazada con sobrepeso está más expuesta que una en su peso a sufrir dolores de espalda, calambres, fatiga, problemas de sueño, etc., pero son los mismos problemas que tiene una no embarazada con sobrepeso u obesidad. Nada de ello influye en problemas específicos que compliquen el desarrollo del bebé.

Si el embarazo de por sí genera todo tipo de molestias a una embarazada con un peso normal, en una obesa esas molestias se multiplican notablemente. Una embarazada con sobrepeso es más difícil de examinar ginecológicamente y si hay que recurrir a una cesárea la operación es más laboriosa que en una embarazada con peso normal. En realidad, los efectos del sobrepeso en el embarazo se notan después del parto.

Si no se controla la situación hay muchas probabilidades de que el sobrepeso se mantenga y se convierta en crónico y si se suceden varios embarazos en esta situación se puede llegar a un cuadro de obesidad médicamente preocupante.

La mayoría de los bebés de mujeres con sobrepeso y obesidad nacen sanos. Os exponemos algunos de los efectos que la leyenda popular cree que el sobrepeso y la obesidad durante el embarazo pueden causar en la salud de tu bebé:

  • Defectos de nacimiento, incluidos los defectos del tubo neural (DTN). Defectos del tubo neural son defectos congénitos del cerebro y la columna vertebral.
  • Parto prematuro.
  • Lesiones, como distocacia del hombro, durante el parto porque el bebé es grande.
  • Muerte después del nacimiento.
  • Ser obeso durante la niñez.

Tratamiento del sobrepeso durante el embarazo

El embarazo no es el momento para ponerse a dieta. Así de claro hay que tenerlo. Una disminución de los aportes de elementos nutritivos básicos puede poner en peligro el desarrollo del bebé. La clave está en la alimentación sana y equilibrada, en la ingesta de los nutrientes necesarios en la cantidad necesaria para afrontar el desarrollo del bebé y no salirse de esas reglas. Si ya había sobrepeso antes del embarazo lo adecuado es seguir las pautas normales de alimentación que para una embarazada no obesa.