Semana 9 de tu bebé

Crecimiento del bebé

Si tu niño ya duerme toda la noche, cinco o seis horas seguidas, puedes considerarte como una de las pocos afortunadas. La mayoría de los niños de 10 semanas de edad, todavía se despiertan por la noche. Pero incluso los niños que no duermen toda la noche en esta etapa duermen más y pueden permanecer más rato despiertos en la cuna sin llorar que las semanas pasadas. Tu niño probablemente tendrá de dos a cuatro períodos de sueño largo.

Semana 9 de tu bebé

Una nota interesante: Si tu niño no duerme mucho por la noche o se despierta muy temprano por la mañana, seguramente ese patrón de comportamiento seguirá siendo el mismo durante toda su infancia.

Es el momento de decidir que vais a hacer con el niño cuando empieces a trabajar. Buscar guardería no es una tarea fácil. Consulta este tema con otros padres. Visita tantas guarderías como te sea posible y tratar de pasar tanto tiempo como te sea posible en cada una de ellas, hablando con los cuidadores, directores y padres para tener una idea más cercana a la realidad. Presta atención a cómo el personal interactúa con tu niño. Si lo que estás buscando es una niñera o nana, consigue referencias sobre esa persona y haz un seguimiento. A continuación, considera hacer un periodo de prueba para que la niñera o nana cuide a tu niño al principio durante unas horas, mientras vas a hacer un recado o haces las tareas de la casa.

Averigua los pros y los contras y el coste de las diferentes opciones del cuidado de niños.

Semana 9 de tu bebé

Preguntas sobre: el reflujo

¿Qué es el reflujo?

El reflujo es cuando los alimentos y el ácido de la parte posterior del estómago regresan al esófago. Es normal que todos los niños a tengan algo de reflujo, esto les va a provocar que escupan o vomiten un poco de leche después de algunas comidas. Se estima que hasta un 50 por ciento de los bebés regurgitan diariamente. La mayoría de estos episodios son breves y no causan síntomas. Sin embargo, si tu bebé está eructando grandes cantidades de leche durante todo el día o vomita más de un par de veces al día, podría suponer un problema llamado enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). El reflujo puede estar asociado con una irritabilidad prolongada y dolor al comer. En los casos graves, los bebés con ERGE, pueden atragantarse, toser o no aumentar el peso suficiente. Asegurátee de mencionar los síntomas de reflujo con el pediatra.

¿Qué causa el reflujo?

El principal problema es el esfínter esofágico débil, la válvula muscular que conecta la garganta con el estómago. La mayoría de los bebés nacen con el esfínter esofágico inferior relativamente relajado. Debido a esta imprecisión, la comida no se queda en el estómago que es dónde le corresponde estar. También puede contribuir al reflujo si el bebé traga demasiado aire o si está sobrealimentado.

¿Cómo se trata el reflujo?

En la mayoría de los casos, cuando los bebés crecen, el problema desaparece. Cuando el bebé cumple un año los músculos del esfínter son más fuertes. Si estás alimentado a tu bebé con leche preparada, tu médico puede sugerir que la cambies por una que esté hecha a base de soja o sea hipoalergénica. Se te puede aconsejar que pruebes con alimentar a tu bebé con menos cantidad y tomas más seguidas con la finalidad de evitar que el estómago de tu bebé se llene demasiado. Algunos estudios sugieren que la adición del cereal de arroz a la leche materna o a la fórmula preparada para espesar puede mejorar algunos síntomas de reflujo. Sostiene a tu bebé en una posición semivertical durante y después de las comidas si elevadas su cabeza unos 30 grados, puede ayudar a que el bebé no vomite. Incluso si el bebé eructa con frecuencia puede reducir los síntomas de reflujo.

El médico podría recetarle un antiácido o un medicamento para bloquear el ácido con la finalidad que tu bebé lo tome todos los días. Se trata de un medicamento similar al que toman los adultos para la acidez estomacal (pero no debes da al bebé ningún medicamento sin prescripción médica). También puede sugerir para una mayor evaluación de los síntomas de tu bebé que se le haga una prueba con una sonda de pH, que se inserta en el esófago para medir los episodios de reflujo y los niveles de ácido. Otras formas de evaluar el reflujo incluyen las radiografías del tracto gastrointestinal y la endoscopia, en la cual se coloca un tubo con una cámara en la parte superior del tracto gastrointestinal del bebé para ver que sucede dentro y hacer una biopsia de la zona.

Información

Conoce mes a mes los cambios de tu hijo, su alimentación, aprendizaje, salud... Queremos ser una guía especialmente para las mamás primerizas. Descubre todos nuestros consejos para las mamás. En estos momentos todo es nuevo para ti, así que esperamos servirte de guía en estos momentos tan felices de tu vida. Tener un hijo es lo mejor del mundo y por eso queremos estar contigo en esta etapa tan importante.En esta sección explicaremos mes a mes los cambios de tu niño, su alimentación, aprendizaje, salud... Queremos ser una guía especialmente para las mamás primerizas.

Tu bebé ya tiene 2 meses seguro que sigues teniendo dudas o necesitas consejos para saber qué debes hacer. Queremos ser tu guía en este nuevo camino. En esta web queremos ayudamos ayudarte a resolver todas las dudas que te puedan surgir y te informamos de los cambios que se están produciendo en tu pequeño.