Semana 20 de tu bebé

Crecimiento del bebé

Tu niño no puede expresar sus emociones de la misma forma compleja que tú. A pesar de que claramente te permite saber cuando está feliz o infeliz, su capacidad para demostrar su amor y su sentido del humor se acaba de desarrollar.

Semana 20 de tu bebé

A medida que tu niño crece, comienza a hacer gestos como muestra de su estado de ánimo. Y probablemente verás como le encantan tus bromas, se reirá de tus expresiones divertidas y tratará de hacerte reír también. Encontrar el tiempo y la energía para practicar sexo para los nuevos padres ya es muy difícil. Y luego está el pequeño detalle de que ahora hay una tercera personita dispuesta a llorar en el momento menos oportuno. Pero con un poco de planificación y esfuerzo, ¡todo es posible!.

Flirtear no es lo mismo que los juegos previos. Es como un juego sexual sin la intención de la actividad sexual de inmediato. Coquetear con tu pareja (en persona, por teléfono o por correo electrónico, por ejemplo) os ayudará a ambos a entrar en el estado de ánimo adecuado. Hora del sexo. No siempre tiene que ser cuando el niño duerme por la noche. La hora de la siesta proporciona una gran oportunidad para intimar.

Programa una "cita" aunque no hace falta que te arregles y salgas. Simplemente puedes planear con anticipación un intercambio de masajes o una ducha juntos mientras el niño duerme. Mantén tu sentido del humor preparado para cuando las cosas no salgan del todo bien. Si estás amamantando, por ejemplo, es posible ver algunas fugas de leche. Si el niño empieza a llorar, no te apresures a su rescate. Espera unos minutos para ver si se vuelve a dormir.

ASemana 20 de tu bebé

Es posible que ya no podáis seguir dónde lo dejásteis cuando el niño comenzó a llorar, así que podéis comenzar de nuevo con los juegos preliminares a ver qué pasa.

Preguntas sobre: Los resfriados

¿Cómo puede contraer mi niño un resfriado?

Es prácticamente un hecho que tu bebé va a coger un resfriado durante su primer año, hay una gran cantidad de virus que causan resfriados, así que son casi imposibles de evitar. De hecho, se estima que los niños tengan unos ocho resfriados al año. Los virus se propagan a través del aire y por contacto con objetos contaminados, como los pomos de las puertas y los juguetes. Tu bebé no puede luchar contra ellos tan fácilmente como tú porque su sistema inmunológico está menos desarrollado.

Además de esto, tu bebé está constantemente metiendo sus dedos en sus ojos y su boca, facilitando la entrada a cualquier tipo de virus que acecha en sus manos. Si tu bebé va a la guardería o tiene hermanos mayores, es aún más probable que entre en contacto con algunos de los cientos de diferentes gérmenes del resfriado. Los síntomas comunes del resfriado de un bebé incluyen estornudos, ojos llorosos, congestión, tos, secreción nasal, irritabilidad y fiebre baja. Estos síntomas suelen durar aproximadamente una semana.

¿Cómo puedo hacer que mi bebé esté más cómodo?

Descongestiona su nariz tapada succionando con una perilla de goma y usar un vaporizador de aire fresco o un humidificador en la habitación donde duerme. Estos pasos ayudan a que el bebé pueda respirar más fácilmente. Recuerda que los bebés les gusta respirar por la nariz en vez de la boca, por lo que una nariz obstruida puede molestarle en exceso. También puede alimentarlo con menos cantidad de comida y más frecuentemente, ya que puede ser más difícil respirar para él cómodamente mientras come.

Eleva la cabecera del colchón de tu bebé unos cuantos centímetros, si es posible, para aliviar su goteo retronasal. No utilices almohadas para este fin. Si su colchón de la cuna no se puede elevadar, ponlo a dormir en su asiento del cochecito en una posición semi-sentada.

No le des a tu bebé ningún remedio para el resfriado. Los médicos no los recomiendan para niños menores de 6 años de edad, ya que no se ha demostrado que ayuden y que pueden provocar efectos secundarios graves. Como la mayoría de los resfriados son causados por un virus, los antibióticos no ayudan. El cuerpo de tu bebé debe luchar contra la infección por sí solo. Si a tu bebé le da fiebre durante el proceso, el pediatra puede recomendarte que le des acetaminofén.

¿Cuándo debo llamar al pediatra?

Juega a lo seguro y llama al médico si tu bebé tiene alguno de estos síntomas:

  • Fiebre de 38º o superior, tomada por vía rectal.
  • Dificultosa o rápida respiración (más de 60 respiraciones por minuto), un empeoramiento de la tos o respiración sibilante o jadeo.
  • Los ojos pueden indicar conjuntivitis (ojo rojo) o una infección de oído.
  • Se apoya continuamente sobre su oído, llora al succionar durante la lactancia, todos estos signos sugieren una infección de oído.

También debes consultar al pediatra si tu bebé parece estar más enfermo después unos cinco a siete días o si tiene síntomas continuos durante más de dos semanas.

Información

Conoce mes a mes los cambios de tu hijo, su alimentación, aprendizaje, salud... Queremos ser una guía especialmente para las mamás primerizas. Descubre todos nuestros consejos para las mamás. En estos momentos todo es nuevo para ti, así que esperamos servirte de guía en estos momentos tan felices de tu vida. Tener un hijo es lo mejor del mundo y por eso queremos estar contigo en esta etapa tan importante.En esta sección explicaremos mes a mes los cambios de tu niño, su alimentación, aprendizaje, salud... Queremos ser una guía especialmente para las mamás primerizas.

Tu bebé ya tiene 5 meses seguro que sigues teniendo dudas o necesitas consejos para saber qué debes hacer. Queremos ser tu guía en este nuevo camino. En esta web queremos ayudamos ayudarte a resolver todas las dudas que te puedan surgir y te informamos de los cambios que se están produciendo en tu pequeño.