Semana 18 de tu bebé

Crecimiento del bebé

A pesar de que el llanto aún es la forma de comunicación más fuerte de tu bebé, también está comenzando a desarrollar el sentido del humor. Puede comenzar a reírse de sorpresas agradables, como la cara que aparece debajo de una manta o un juguete saliendo de una caja, siempre que no sea demasiado fuerte o alarmante.

Semana 18 de tu bebé

Anima a tu niño a reírse y a sonreír con tus caras más divertidas y un montón de tonterías en general. Los niños les encanta escuchar diferentes sonidos y no necesitan juguetes especiales o instrumentos para crearlos. Simplemente haz clic con su lengua, silba o imita ruidos de animales, seguro que a tu niño le encantará.

Muchas madres que trabajan descubren que son capaces de continuar con la lactancia, tomando descansos durante la jornada laboral para sacarse leche. Si lo haces, esto ayuda a mantener el suministro de leche y proporcion leche materna para que puedas o puedan seguir alimentando a tu niño a través del biberón. Aquí te ofrecemos algunos consejos para hacer más fácil el sacarte la leche en el trabajo:

Practica en casa. Acostúmbrate a la bomba y al bombeo, antes de volver al trabajo. Muchas madres que trabajan eligen un sacaleche con bomba eléctrica doble, éstos te permiten vaciar de manera eficiente los dos pechos a la vez, pero hay otras opciones. Considera la posibilidad de acompañar el uso del sacaleche con otros accesorios que pueden facilitar la tarea, como un sujetador especial, bolsas desinfectantes para el sacaleche y bolsas de almacenamiento de la leche materna. Piensa, también, sobre cómo vas a mantener la leche extraída fría mientras estás en el trabajo. Si no tienes nevera en el trabajo deberás llevarte una bolsa de congelación con hielo.

Semana 18 de tu bebé

Comenta tus planes con tu supervisor o jefe ya que deberás utilizar un lugar privado para sacarte la leche.

Hazte un horario para sacarte la leche durante la jornada laboral. Si es posible, deberías intentarlo cada tres horas para mantener el suministro de leche. Recuerda que debes mantenerte bien hidratada entre las sesiones.

Relájate. Es un momento difícil para ti tener que dejar a tu niño para volver al trabajo. A algunas mamás les ayuda recordar la canción favorita de su pequeño mientras están en el trabajo, llevar una foto o alguna prenda de ropa o juguete que huela al niño.

Preguntas sobre: el virus sincitial respiratorio (VSR)

¿Cuál es el VSR?

El VRS o el virus sincitial respiratorio, presenta los mismos síntomas que un resfriado durante los meses de invierno. No se trata de un virus peligroso en sí mismo, pero puede causar infecciones de oído, la bronquiolitis (infección de las pequeñas vías respiratorias, llamadas bronquiolos), neumonía o una versión posterior del desarrollo de asma u otros problemas respiratorios. Casi todos los niños lo contraen antes de los 2 años, pero puede ser especialmente peligroso para los niños menores de 6 meses de edad, los bebés con problemas médicos subyacentes y los bebés prematuros, cuyos sistemas inmunes son más débiles.

¿Cómo puedo saber si mi bebé tiene el VSR?

Tu bebé puede parecer que tiene un resfriado leve, pero pasados unos días si su tos empeora y su respiración se vuelve dificultosa, es posible que haya contraído el VSR. Esto es porque el virus ha infectado los bronquiolos, haciendo que se hinchen y produzcan más moco, lo que puede tapar las vías respiratorias de tu bebé y hacer más difícil su respiración. Las señales de que tu bebé pueda tener una infección grave incluyen la mucosidad, expansión excesiva de su caja torácica, endurecimiento de sus músculos abdominales, quejas al respirar, sibilancias (un sonido silbante y chillón) al respirar, respiración acelerada (más de 60 respiraciones por minuto), color azulado en labios y uñas y problemas para comer.

¿Qué debo hacer si creo que mi bebé tiene el VSR?

Llama al pediatra. Es posible que tengas que llevar al bebé a la consulta pata controlar su respiración. Tu médico puede recomendar un tratamiento con un broncodilatador inhalado que es un medicamento que facilita la respiración. Debido a que el VSR es un virus, los antibióticos no sirven de nada, pero puedes ayudar a aliviar los síntomas de tu bebé en casa. Mantén a tu bebé bien hidratado y lejos del humo y los gases, lo que puede dificultar aún más su respiración. Algunos bebés prefieren raciones más pequeñas y más frecuentes, ya que puede ser difícil para ellos respirar y chupar al mismo tiempo. Trata de relajar su respiración dificultosa con gotas nasales de solución salina y una pera de goma (para aflojar y remover la mucosidad de la nariz), un vaporizador de aire fresco o algún otro método que mantenga la cabeza del bebé elevada un poco cuando él duerme (como una toalla debajo de su colchón de la cuna, pero nunca una almohada bajo la cabeza). Puedes darle acetaminofén al bebé si tiene fiebre, pero no le des ningún otro medicamento sin el consejo de tu médico. El médico puede recomendar que los bebés prematuros y los bebés que nacen con alguna enfermedad pulmonar o cardíaca reciban una tanda de vacunas durante la temporada del VSR, como también una vacuna contra la gripe, para ayudar a protegerlo del virus.

Información

Conoce mes a mes los cambios de tu hijo, su alimentación, aprendizaje, salud... Queremos ser una guía especialmente para las mamás primerizas. Descubre todos nuestros consejos para las mamás. En estos momentos todo es nuevo para ti, así que esperamos servirte de guía en estos momentos tan felices de tu vida. Tener un hijo es lo mejor del mundo y por eso queremos estar contigo en esta etapa tan importante.En esta sección explicaremos mes a mes los cambios de tu niño, su alimentación, aprendizaje, salud... Queremos ser una guía especialmente para las mamás primerizas.

Tu bebé ya tiene 4 meses seguro que sigues teniendo dudas o necesitas consejos para saber qué debes hacer. Queremos ser tu guía en este nuevo camino. En esta web queremos ayudamos ayudarte a resolver todas las dudas que te puedan surgir y te informamos de los cambios que se están produciendo en tu pequeño.