Semana 10 de tu bebé

Crecimiento del bebé

Tu niño todavía no es un Fred Astaire, pero tu pequeño ya coordina mejor sus movimientos. No te habrá pasado por alto que los movimientos bruscos de brazos y piernas que hacía cuando era recién nacido han cambiado por movimientos más suaves y circulares, especialmente cuando hay gente.

Semana 10 de tu bebé

Dale a tu niño espacio suficiente para estirarse y mover los brazos y las piernas. Coloca una manta en el suelo y deja que se mueva a su antojo. Estos movimientos pueden ayudar al niño a fortalecer y tonificar sus músculos en desarrollo. Su estómago también se está fortaleciendo cuando mueve las piernas, es el primer paso para cuando empiece a gatear.

Tu vida: No te olvides del control de la natalidad

Si estás amamantando, ¿puedes quedarte embarazada? ¿Qué pasa si no ha pasado el período necesario después del parto?

Las respuestas son sí y sí. Contrariamente a la creencia popular, la lactancia materna en sí misma no es un anticonceptivo. Comienzas a ovular antes de que te vuelva a venir la regla otra vez, por lo que no tendrás ninguna señal cuando tu fertilidad regrese. Es por eso que es necesario utilizar un método anticonceptivo tan pronto como comiences a tener relaciones sexuales otra vez, a menos que estés dispuesta a dar a tu recién nacido un hermano con tan poca diferencia de edad.

Semana 10 de tu bebé

Tu médico puede ayudarte a entender todas tus opciones, pero aquí te ofrecemos algunas consideraciones:

¿Qué métodos anticonceptivos has usado antes de quedarte embarazada?

No necesariamente debes continuar donde lo dejaste. Si utilizabas un diafragma, tendrás que comprobar tu diámetro otra vez, ya que es posible que necesites un tamaño diferente después de dar a luz.

Si antes de quedarte embarazada utilizabas métodos anticonceptivos hormonales (la píldora, el parche o el anillo), durante el período de lactancia necesitarás otro tipo, como la minipíldora que sólo contiene progesterona.

Si estás segura de que no vas a querer volver a quedarte embarazada en los próximos de cinco a diez años, puedes considerar la opción de ponerte un DIU (dispositivo intrauterino).

¿Has considerado el uso de preservativos?

Los preservativos pueden ser una buena opción para las nuevas mamás, ya que no afectan la leche materna y pueden ser más fáciles de recordar que una pastilla una vez al día. Además, con este método la responsabilidad de la anticoncepción es también de tu pareja.

Preguntas sobre: Llamar al pediatra

¿Cómo puedo decidir si debo llamar al pediatra?

Debes sentirte cómoda llamando a la consulta del pediatra de tu pequeño cada vez que tienes una corazonada tanto de día como de noche. Los síntomas por los que vale la pena informar al pediatra son los cambios de temperatura, los cambios en el apetito o la incapacidad de retener los alimentos, la fiebre alta, los movimientos intestinales anormales como su hace las heces muy líquidas, un descenso dramático en el número de pañales mojados, una erupción persistente, supuración en ojos u oídos y el llanto prolongado e inusual. Cualquiera de estas señales podría indicar una enfermedad grave, dependiendo de la gravedad, duración y síntomas que la acompañan. Siempre debes buscar atención médica inmediata si tu niño tiene dificultad para respirar o sufre convulsiones.

¿Cuándo debo llamar al pediatra por el tema de la fiebre?

Es tu decisión. El comportamiento general de tu niño y la presencia de otros síntomas son generalmente un mejor indicador de la enfermedad que una alta temperatura en el termómetro. Recuerda que la fiebre es la forma que tiene el cuerpo de luchar contra la infección, por lo que es esencialmente una buena señal, no una enfermedad en sí misma. La temperatura corporal también varía según la hora del día (por la mañana temprano la temperatura de los niño en general es más baja, a diferencia de la tarde y la noche). La Academia Americana de Pediatría considera que el niño tiene fiebre cuando la lectura rectal del termómetro es 38 grados Celsius o más y muchos médicos recomiendan una llamada de aviso si un niño de esta edad que tiene una fiebre alta. Debido a que las lecturas pueden variar dependiendo de cómo se tome la temperatura (por vía rectal, de oído, en la axila o en la frente), dile a tu médico el método que has utilizado. Además, asegúrate de informarle si le has dado a tu niño algún medicamento para bajar la fiebre.

¿Qué información debo dar?

Cuando tengas que llamar al médico, mantén la calma y proporciona una descripción lo más completa de los síntomas como sea posible. Dile cuando comenzaron, cuánto tiempo han durado y si algo inusual ha tenido lugar (por ejemplo, un viaje). Informa a tu médico si tu bebé ha estado cerca de alguien enfermo recientemente. Toma la temperatura de tu bebé antes de llamar. También debes mencionar si tu bebé está tomando algún medicamento y recordar a la enfermera o al médico con quien hables si tu bebé tiene alguna condición médica. Debido a que los miembros del personal médico visitan a un montón de niños todos los días, es posible que no recuerden la historia de tu bebé en particular.

Información

Conoce mes a mes los cambios de tu hijo, su alimentación, aprendizaje, salud... Queremos ser una guía especialmente para las mamás primerizas. Descubre todos nuestros consejos para las mamás. En estos momentos todo es nuevo para ti, así que esperamos servirte de guía en estos momentos tan felices de tu vida. Tener un hijo es lo mejor del mundo y por eso queremos estar contigo en esta etapa tan importante.En esta sección explicaremos mes a mes los cambios de tu niño, su alimentación, aprendizaje, salud... Queremos ser una guía especialmente para las mamás primerizas.

Tu bebé ya tiene 2 meses seguro que sigues teniendo dudas o necesitas consejos para saber qué debes hacer. Queremos ser tu guía en este nuevo camino. En esta web queremos ayudamos ayudarte a resolver todas las dudas que te puedan surgir y te informamos de los cambios que se están produciendo en tu pequeño.