Razones por las que los bebés lloran y formas de calmarlos

Los bebés pueden llorar por varias razones y como no hablan, debemos intentar adivinarlas. Las razones principales y las más frecuentes son las que te exponemos a continuación:

  • Tiene hambre.
  • Tiene el pañal sucio
  • Tiene sueño
  • Quiere que lo cojas
  • Tiene problemas gástricos (gases, cólicos, etc.)
  • Necesita eructar
  • Tiene frío o calor
  • Cosas sin importancia
  • La dentición
  • Necesita tranquilidad
  • Necesita actividad
  • No se encuentra bien
Razones por las que los bebés lloran y formas de calmarlos

¿Qué puedes hacer si tu bebé no para de llorar?

No hay forma de evitarlo: los bebés lloran. Es su forma de comunicarse con nosotros, de hacernos saber que tienen hambre, dolor, miedo, sueño y todo lo que necesiten transmitirnos.

Como ya hemos dicho antes, hay muchas razones por las que un bebé llora, por lo tanto, cómo pueden saber lo padres el porqué. Sobretodo al principio, te puede resultar muy difícil interpretar los llantos de tu hijo. Te explicamos más detalladamente las razones por las que tu bebé puede llorar. De esta forma queremos ayudarte a interpretar su llanto.

Tiene hambre

Esta es probablemente la primera cosa en la que hay que pensar cuando tu bebé llora. Debes aprender a reconocer los signos de hambre que puedes detectar. Algunos signos de hambre en el recién nacido: se queja, hacer ruido con los labios, gira la cabeza hacia la mano cuando le acaricias la mejilla y se lleva las manos a la boca.

Razones por las que los bebés lloran y formas de calmarlos

Lleva el pañal sucio

Normalmente a los bebés les molesta tener el pañal sucio, por ese motivo, nos lo hacen saber a través del llanto. Otros bebés son más tolerantes con este tema. Si tu bebé llora, comprueba su pañal.

Tiene sueño

Dormir para los bebés es más difícil de lo que pensamos. Cuando les cuesta quedarse dormidos, los bebés se quejan y lloran, sobretodo si están muy cansados. Con el tema de los cólicos, tu bebé puede estar totalmente agotado y aún así, costarle dormir. Para ayudarle a dormir puede ser suficiente el sonido de tu voz, piensa que debes relajarlo.

Quiere que lo cojas

Los bebés necesitan muchas caricias. Les encanta ver las caras de sus padres, escuchar sus voces y escuchar los latidos de sus corazones. Ellos son capaces de detectar vuestro olor. El llanto puede ser su manera de pediros que lo cojáis. Durante los primeros meses de vida, no te preocupes por malcriar a tu bebé por cogerlo. Es imposible. Cuando lo coges tu bebé se alivia.

Tiene problemas gástricos (gases, cólicos, etc.)

Tu bebé puede estar sufriendo problemas gástricos como gases, cólicos, etc. Estos problemas pueden hacerlos llorar durante horas. El llanto de los cólicos puede durar unas tres horas al día, tres días a la semana y tres veces al mes, se caracteriza por ser un llanto inconsolable. Si tu bebé se queja y llora después de comer, es posible que note algún de estómago. A muchos bebés les calma las infusiones a base de hierbas y bicarbonato de sodio. Antes de suministrarle cualquier infusión a tu bebé, habla del tema con el pediatra. Si tu bebé tiene problemas de gases, puedes ponerlo bocarriba, sujetando sus pies y moviendo sus piernas como si fuera en bicicleta. Si tu bebé sufre estreñimiento, los supositorios pueden ayudarle a evacuar.

Necesita eructar

Eructar no es obligatorio. Pero si el bebé llora después de haber comido, puede que necesite un buen eructo. Cuando los bebés toman el pecho o succionan el biberón, pueden tragar aire. Este aire no liberado, puede causar alguna molestia. Algunos bebés les molesta mucho tener gases en el estómago, mientras que a otros no les parece molestar tanto. Cuando eructan, liberan esos gases y los alivia. Para provacar el eructo a tu bebé, puedes darle unas suaves palmaditas en la espalda cuando acaba de comer. Hay bebés que les ayuda ponerlos un ratito boca abajo.

Tiene frío o tiene calor

Cuando tu bebé tiene frío cuando lo desnudas para bañarlo o cuando le quitas el pañal, la única forma de hacértelo saber es llorando. A los recién nacidos les gusta estar abrigados y mantenerse calientes, pero tampoco debernos pasarnos con el calor. Como norma general, los recién nacidos están más a gusto con una capa más de lo necesario. Los bebés son menos propensos a quejarse por tener calor que no demasiado frío.

Cosas sin importancia

Los bebés pueden estar molestos o incómodos por algo tan difícil de detectar como un cabello enredado en un dedo del pie o de la mano que le está cortando la circulación. Es una de las primeras cosas que debes comprobar si el bebé llora sin ninguna explicación aparente. Algunos bebés son muy sensibles a las etiquetas de la ropa porque les pican. Otros pueden molestarse por la forma en la que aguantas el biberón cuando les das de comer. A otros les puede molestar la brillante luz de la tele o de una lámpara en especial.

La dentición

La dentición puede ser dolorosa, ya que cada nuevo diente que sale, empuja y rompe las sensibles encías de los bebés. Algunos bebés sufren más que otros, pero todos tienden a estar quisquillosos, nerviosos y alterados. Lo más normal es que tu pequeño llore en más de una ocasión por este motivo durante esta época. Si crees que a tu bebé les están saliendo los dientes y tiene las encías doloridas, puedes pasarle el dedo por ellas a ver si notas alguna cosa. Posiblemente notarás la dura protuberancia de un diente de leche. En promedio, el primer diente sale entre el cuarto y el séptimo mes de tu bebé. En algunos casos, pueden salir incluso antes.

Necesita tranquilidad

Los bebés aprenden a partir de la estimulación del mundo que les rodea, pero a veces tienen dificultad para procesarlo todo, por ejemplo, las luces, el ruido, que lo coja una persona y luego otra, etc. El llanto puede ser la forma de un bebé de decir: Ya he tenido suficiente. Muchos recién nacidos disfrutan de estar en brazos. Al parecer, les hace sentir más seguros. Si notas que tu bebé necesita un poco de tranquilidad, ya que lo ves nervioso o alterado, lo puedes llevar a un lugar tranquilo y dejarlo un rato allí hasta que se tranquilice. Envolverlo en una manta, es a veces una buena opción cuando tu bebé está muy intranquilo.

Necesita actividad

Un bebé puede ser sociable y tener ganas de ver el mundo. A menudo, la única forma de detener su llanto es mantenerlo activo. Es verdad que a veces, esto puede ser realmente agotador para ti. Lo puedes llevar a pasear, de excursión, a visitar a familiares o amigos, ir a lugares frecuentados por mamás y niños, el zoológico puede ser una excelente opción.

No se encuentra bien

Si tu bebé tiene sus necesidades básicas cubiertas y aún así, sigue llorando sin consuelo, es posible que no se encuentre bien. Comprueba su temperatura para descartar la fiebre y estáte atenta a otros signos de enfermedad. El llanto de un bebé enfermo tiende a ser distinto del causado por el hambre o la frustración. Si tu bebé llora de una forma diferenrte o "simplemente no te suena bien", confía en tus instintos y llama o ves a ver al pediatra.