Qué problemas tendrá mi hijo si nace con paladar hendido

Los bebes que nacen con el paladar hendido tendrán ciertos problemas que los padres deben conocer para poder atenderlos de la manera correcta, éstos son los siguientes:

  • Un bebé con paladar hendido tendrá problemas con la alimentación, es decir, a la hora de tomar la leche.
  • El bebé con labio leporino suele ser propenso a tener infecciones de oído con mas frecuencia que otros niños. La hendidura permite que el liquido y los gérmenes entren en el odio con más facilidad. Actualmente, existe una cirugía especial que la lleva a cabo un otorrinolaringólogo para drenar el liquido y acabar con las infecciones.
  • Los niños con paladar hendido también tendrán problema con la dentadura, y son más propensos a tener caries. A veces será necesario un tratamiento de ortodoncia.
  • Otro de los problemas que presenten los niños con paladar hendido es en el momento de hablar. Si tu hijo tiene el paladar hendido le costará más tiempo de lo usual aprender a hablar.
Qué problemas tendrá mi hijo si nace con paladar hendido

Recuerda que si tu hijo tiene el problema del paladar hendido existen cirugías reconstructivas que ayudan a solucionar esta malformación.

Causas del paladar hendido y el labio leporino

  • Factores genéticos o hereditarios.
  • Contacto con agentes teratógenos (ambiente contaminado con sustancias químicas).
  • Embarazos en mujeres mayores de 35 años.
  • Embarazos en adolescentes.
  • Consumo de teratógenos (que afectan las células del embrión) durante los primeros meses del embarazo.
  • Falta de cuidado prenatal, tabaquismo, una dieta mal equilibrada y el uso de fármacos no preescritos.

¿Qué es el paladar hendido?

El labio o paladar hendido (también conocido como labio leporino), es una división en el paladar. Esta división deja una abertura entre la nariz y la boca. La formación del paladar tiene lugar entre las primeras 6 a 12 semanas de embarazo. Qué problemas tendrá mi hijo si nace con paladar hendido

Lo normal sería que los tejidos que forman parte del paladar y el labio superior se junten en la mitad y se unan, pero si cuando nace el bebe tiene una hendidura, quiere decir que esta fusión nunca tuvo lugar durante el desarrollo.

Uno de cada 600 bebes nace con paladar hendido. Las hendiduras son más comunes en personas de origen asiático y menos comunes en las razas blanca y negra.

Según un estudio realizado por un equipo de la Universidad de Oslo, consumir cantidades adecuadas de vitamina A ayuda a reducir el riesgo de que el bebé nazca con paladar hendido.

Durante el embarazo, la ecografía, la amniocentesis y las técnicas de genética molecular, pueden utilizarse para detectar en las etapas tempranas del feto malformaciones congénitas comunes como el paladar hendido.

Si tu hijo nace con esta malformación, no te preocupes porque hoy en día existen operaciones para curar este problema. Se pueden realizar cirugías en en varias etapas, siendo la primera cuando el bebe cumple las diez semanas y pesa 4 kilos 53 gramos.