Causas de las palpitaciones durante el embarazo

La sensación de palpitación del corazón es inconfundible para cualquiera que haya tenido una, notas como si el corazón se detiene o se agita en el pecho, y puede inducir sentimientos de pánico o de no poder respirar.

Causas de las palpitaciones durante el embarazo

Aunque la mayoría de las palpitaciones del corazón son completamente normales, especialmente durante la gestación, pueden ser desconcertantes y aterradoras. Casi todo el mundo tiene palpitaciones de vez en cuando, aunque muchas mujeres las experimentan con mayor frecuencia cuando están embarazadas por una variedad de razones.

Aumento del volumen de sangre

El cuerpo de una mujer embarazada tiene mucha más sangre, hasta un 50 por ciento más que el de una mujer no embarazada. Esto es así para cubrir las necesidades de crecimiento del bebé, asegurando que haya suficiente sangre tanto para la madre como para el feto. Una mujer embarazada necesita un volumen de sangre significativamente mayor en torno a su cuerpo, lo que significa que el corazón tiene que trabajar mucho más duro durante la gestación que durante otras épocas. La mayor carga de trabajo obliga al corazón a latir con más fuerza y ​​con más frecuencia con el fin de mantener una presión arterial adecuada, lo que produce errores más frecuentes en los latidos cardíacos, momentos en los que el ritmo se vuelve diferente, se asincrona y los errores de estos se notan como palpitaciones. Típicamente, duran sólo unos pocos segundos, y generalmente no están acompañados por otros síntomas.

Progesterona

Palpitaciones del corazón en las embarazadas

La hormona progesterona está más concentrada en el cuerpo de una mujer durante la gestación que en cualquier otro momento de su vida. Esta hormona es responsable de un gran número de los cambios físicos y emocionales que experimenta. Uno de los efectos de la progesterona es que hace que el corazón lata más rápido y más fuerte. Esto permite una adecuada circulación de sangre hacia el útero, incluso antes de que el volumen de sangre de una mujer embarazada aumente, lo que significa que incluso en las primeras semanas de embarazo cuando aún se tiene un volumen normal de sangre, el ritmo cardíaco generalmente será mucho más rápido de lo normal. Dado que la progesterona hace que el corazón trabaje más duramente, aumenta la tasa de error de los latidos del corazón, dando lugar a palpitaciones ocasionales.

Estrés

Las mujeres embarazadas tienen mucho de qué preocuparse, como por ejemplo, cambios corporales, la salud del bebé, el dolor del parto inminente, por lo que no es de extrañar que a menudo estén un poco más estresadas de lo normal. Independientemente de la causa, el corazón aumenta su frecuencia cardíaca durante la gestación, por consiguiente, aumenta la frecuencia de palpitación. Mientras las palpitaciones pueden ocurrir con mayor frecuencia durante los períodos de estrés, ya que el embarazo está tan comúnmente asociado con un nivel de estrés crónico, no es inusual que las mujeres embarazadas tengan palpitaciones periódicas durante todo este tiempo maravilloso.