Los nutrientes y la fertilidad

¿Qué pasa con tu dieta? Cuando tratas de quedarte embarazada, el viejo dicho "eres lo que comes" suena a verdad. A "lo que comes" afecta a todo, desde las células de la sangre a las hormonas", dice Cynthia Stadd, una especialista en nutrición en el Centro Berkeley para el Bienestar Reproductivo y la Salud de la Mujer en Nueva York. De acuerdo con la American Pregnancy Association, una organización no lucrativa que promueve la salud reproductiva, si tienes pevisto tener un bebé, de un tres meses a un año deberías hacer cambios en tu dieta diaria. Si ya estás buscando un bebé y todavía no has empezado la dieta, no te preocupes - que nunca es demasiado tarde para comenzar. Sigue leyendo los consejos que te ofrecemos para que tu dieta beneficie a tu bebé. Los nutrientes y la fertilidad

Un vaso de vino o una botellín de cerveza, probablemente no hará daño a tus probabilidades de concebir. Sólo asegúrate de que no estás embarazada cuando bebas, porque el alcohol puede dañar al feto en desarrollo. Eso significa que el momento de ser abstemia es entre la ovulación y la menstruación, dice Mark Leondires, un especialista en fertilidad y director médico de Reproductive Medicine Associates de Connecticut. "El mejor momento para tomar una copa sin preocupaciones es el día en que tienes el período".

Dicho esto, si tienes ciclos irregulares (lo que puede hacer que sea más difícil saber cuándo estás ovulando) o en general tienes problemas para concebir, juega a lo seguro y evita el alcohol por completo. Aunque los estudios sobre el alcohol no son concluyentes, algunos muestran una relación entre el consumo ligero de alcohol y la dificultad para concebir. Cuando los investigadores daneses probaron en 430 parejas que intentaban tener su primer hijo, encontraron que la capacidad de las mujeres a quedar embarazadas disminuyó a medida que más alcohol consumían. Las mujeres que tomaban menos de cinco bebidas por semana tenían el doble de probabilidades de quedar embarazadas que aquellas que bebían diez bebidas a la semana. (En este estudio, no se encontró relación para los chicos, pero eso no quiere decir que no interfiera también.

Los nutrientes y la fertilidad

El resultado de la investigación sobre si la cafeína puede afectar a la fertilidad no ha quedado del todo claro . Los expertos generalmente coinciden que el consumo moderado de cafeína (menos de 300 mg al día o alrededor de dos tazas de café) no se interpone en el camino para quedar embarazada. Sin embargo, es posible que desees reducir el consumo de cafeína por completo si estás teniendo dificultad para concebir o quieres someterte a la fertilización in vitro, dice Leondires especialista en fertilidad. Según el especialista la cafeína estrecha los vasos sanguíneos, reduciendo el flujo de sangre al útero y, potencialmente, reduce las posibilidades del óvulo a que lo fertilicen.

La eliminación de la cafeína de golpe puede causar dolores de cabeza desagradables. Así que si decides dejar este hábito de la cafeína por completo, es posible que desees hacerlo poco a poco. Cada día, mezcla café con cafeína y café descafeinado, reduciendo la cantidad de cafeínado progresivamente hasta que sólo bebas descafeínado.