La varicela y el embarazo

La varicela es una infección que causa picazón en la piel, erupción cutánea y fiebre. Se propaga fácilmente y puede causar defectos de nacimiento si la recibes durante la gestación. También es muy peligroso para un bebé. Si estás pensando en quedarte embarazada y nunca has tenido la varicela o te han puesto la vacuna, coméntalo con tu profesional médico.

La varicela y el embarazo

Las mujeres embarazadas se encuentran dentro del grupo de alto riesgo de la varicela. Ciertos grupos de personas corren mayor riesgo de sufrir complicaciones de la varicela, incluidas las mujeres embarazadas y cualquier persona con problemas del sistema inmunológico. Estos grupos deben evitar otras personas que tienen varicela.

Si una mujer embarazada que no ha tenido varicela anteriormente (sobre todo en las primeras 20 semanas de gestación), el feto corre el riesgo de defectos de nacimiento y la madre está en riesgo de complicaciones de salud más que si hubiera sido infectada cuando ella no estaba embarazada. Si se desarrolla la varicela justo antes o después de que nazca el niño, el recién nacido está en riesgo de complicaciones de salud graves. No existe ningún riesgo para el bebé en desarrollo si la madre desarrolla el herpes durante esta época.

La varicela en la embarazadas

Si una mujer embarazada ha tenido varicela antes del embarazo, el bebé estará protegido de infección para los primeros meses de vida, ya que la inmunidad de la madre se pasa al bebé a través de la placenta y la leche materna.

Los que están en riesgo de enfermedad grave o complicaciones graves, como los recién nacidos cuyas madres tuvieron varicela en el momento del parto, pacientes con leucemia o deficiencias inmunológicas y los niños que reciben medicamentos que suprimen el sistema inmune, se puede administrar un medicamento después de la exposición a la varicela para reducir su gravedad.

Para más información sobre esta enfermedad puedes consultar nuestro artículo de la la varicela en bebés.

El mejor tratamiento para la varicela es la prevención. Si planeas quedarte embarazada deberías hacerte un chequeo preconcepción en el que te preguntarán una serie de cuestiones acerca de tu salud. Esto ayudará al médico a determinar qué vacunas necesitas. La vacuna de la varicela es una vacuna que se debe poner antes de quedarte embarazada.

Además debes evitar el contacto con los niños u otras personas infectadas con la varicela. Recuerda que la varicela es contagiosa en el momento de incubación, es decir, cuando la enfermedad todavía no es visible. Los niños en edad escolar y los bebés que van a la guardería son muy susceptibles a esta enfermedad.