Hiperactividad infantil

Algunos bebés tienen una resistencia mayor que otros. Mientras que algunos se conforman simplemente con estar tumbados en sus cunas o jugando en los columpios y viendo el mundo pasar, otros son más exigentes y necesitados desde el primer día. Estos niños necesitan moverse constantemente y pueden aburrirse con facilidad a una edad temprana, estos bebés pueden denominarse hiperactivos.

Hiperactividad infantil

Los síntomas de la hiperactividad infantil

De acuerdo con el pediatra Dr. Sears, autor de más de 30 libros sobre medicina pediátrica y profesor clínico de pediatría de la Universidad de California, Irvine, Escuela de Medicina dice que la hiperactividad en un bebé o en un niño pequeño no es una enfermedad, sino una descripción. Los bebés que suelen parecer inquietos y parecen tener un motor que no se apaga, y que no pueden quedarse quietos para comer o incluso para una fotografía rápida. Según Health.org, los bebés hiperactivos se mueven constantemente, lloran con frecuencia, tienen dificultades para dormir y se están moviendo todo el tiempo. Muchos tienen cólicos. Algunos bebés superan estos síntomas, mientras que otros siguen estas conductas en su primera infancia y niñez temprana.

Un niño que parece hiperactivo en algunos casos, puede no parecerlo en otros. Un bebé con alta energía que se coloca en una habitación con niños tranquilos de la misma edad, puede parecer hiperactivo si lo comparamos. Además, tu bebé que puede jugar tranquilamente en la comodidad de tu propia casa pero cuando está con un grupo de desconocidos se puede volver inquieto.

Hiperactividad infantil

Causas de la hiperactividad infantil

No hay una sola causa de la hiperactividad en los niños. Sin embargo, la causa más común de la hiperactividad en los bebés y los niños es la genética. Un bebé con un padre que ha sido diagnosticado con déficit de atención e hiperactividad (TDAH) tiene una probabilidad del 25 por ciento de heredar esta condición. La exposición a sustancias tóxicas y lesiones cerebrales también pueden causar hiperactividad.

Perspectiva de la hiperactividad infantil

Según el Dr. Sears, el término "hiperactivo" no es una etiqueta negativa. Distinguir entre un bebé normalmente activo y uno hiperactivo es simplemente una cuestión de criterio. Incluso si crees que tu hijo es hiperactivo, eso no quiere decir que vaya a ser de esta manera o llevar esta etiqueta para siempre, o que algún día lo diagnosticarán como hiperactivo un psicólogo o un médico escolar. Este término sólo describe cómo se comporta tu hijo, en cualquier movimiento dado, sin decir que es bueno o malo.

Diagnóstico de la hiperactividad infantil

Aunque la hiperactividad infantil no siempre es un predictor del trastorno por déficit de atención con hiperactividad, es posible que los comportamientos de un bebé continuarán en la infancia. Según Consumer Reports, los niños con TDAH es diagnosticado generalmente en la escuela primaria, ya que los problemas se hacen más evidentes cuando tienen que quedarse quietos y concentrarse.