Gonorrea: Tratamiento durante el embarazo

Si estás embarazada y tienes gonorrea, necesitas ser tratada de inmediato para evitar complicaciones tales como el aborto involuntario, parto prematuro o rotura de aguas antes de hora. Una mujer embarazada con la infección de la gonorrea la puede transmitir a su bebé durante el parto vaginal. Otras complicaciones graves relacionadas con la gonorrea incluyen ceguera, infección en las articulaciones y una infección sanguínea potencialmente mortal en el bebé.

Gonorrea: Tratamiento durante el embarazo

La gonorrea no tratada en una mujer embarazada puede aumentar el riesgo de:

  • Aborto Involuntario.
  • El parto prematuro.
  • Romper aguas antes de hora.

Los expertos en salud recomiendan que las mujeres que están embarazadas se realicen una prueba para la gonorrea durante la atención prenatal, debido a los riesgos que representa la infección gonocócica tanto para la madre como para el bebé. Cuando la prueba de la gonorrea sale positiva, ésta debe iniciar el tratamiento.

Gonorrea: Tratamiento en las embarazadas

Los riesgos para el recién nacido

Si una mujer embarazada tiene gonorrea, es posible que le transmita la infección a su bebé a su paso por el canal vaginal durante el parto. Esto puede provocar ceguera, infección en las articulaciones y una infección sanguínea potencialmente mortal para el bebé. El tratamiento de los ojos del neonato se debe llevar a cabo con un antibiótico inmediatamente después del parto, éste puede prevenir las infecciones oculares graves. Por lo tanto, se debería evitar el parto vaginal en las embarazadas con gonorrea y practicar una cesárea para proteger al máximo la salud del bebé.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento de la gonorrea en las embarazadas?

El tratamiento de la gonorrea se debe administrar tan pronto como se sepa que la mujer embarazada tiene gonorrea. Con la rapidez en la administración del tratamiento se reduce el riesgo de problemas de salud para la embarazada y para el bebé. Todas las parejas sexuales de las mujeres embarazadas también deben recibir tratamiento para la gonorrea con la finalidad de erradicarla y evitar así la reinfección. Las mujeres que están embarazadas deberían hablar con sus médicos para someterse a las pruebas y tratamientos que sean seguros para ellas y sus bebés.

Igualmente, el mejor tratamiento para la gonorrea en las mujeres embarazadas es la prevención. Para prevenir la gonorrea y cualquier enfermedad de transmisión sexual es utilizar preservativos en las relaciones sexuales y la reducción al máximo del número de parejas sexuales de la mujer embarazada.