El mercurio y la fertilidad

¿Cómo evitar el mercurio y aún así obtener omega-3? Seguramente habrás escuchado que el pescado es una fuente importante de ácidos grasos omega-3 (específicamente DHA y EPA), que son importantes para el cerebro del bebé y el desarrollo de la vista. También es bajo en grasas saturadas de grasa y nutrientes ricos en proteínas, vitamina D, y otros que son cruciales para el desarrollo del bebé y un embarazo saludable.

El mercurio y la fertilidad

Tu cuerpo va a almacenar los omega-3 durante varias semanas, por lo que es una buena idea asegurarse de que estás recibiendo suficiente para que tengas un nivel adecuado cuando te quedes embarazada. Por otro lado, probablemente has oído también que algunos tipos de pescado contienen contaminantes como el mercurio. En dosis altas, este metal es perjudicial para el desarrollo del cerebro del bebé y el sistema nervioso.

El mercurio se acumula en el cuerpo - y tarda bastante tiempo en desaparecer de tu organismo aunque reduzcas el consumo- por lo que tienes razón en estar preocupada acerca de tu exposición antes de quedarte embarazada. La mayoría de los expertos coinciden en que es importante para las mujeres en edad fértil comer algo de pescado. Pero puede ser difícil de averiguar cuáles son seguros y que cantidad puedes comer.

A continuación, ofrecemos algunas pautas que te ayudarán a limitar la exposición al mercurio y obtener los nutrientes que tu bebé y tú necesitaréis.

¿Cómo llega el mercurio a los peces?. El mercurio está en todas partes, incluso en el aire que respiramos. (Una fuente importante es el carbón como combustible de las centrales eléctricas.) Cuando se asienta en el agua, las bacterias lo convierten en un formulario llamado metilmercurio. Los peces absorben el metilmercurio del agua en que nadan y los alimentos que consumen. El metilmercurio se une fuertemente a las proteínas de los músculos de los peces y permanece allí incluso después de que el pescado esté cocido.

El mercurio y la fertilidad

Casi todos los pescados y mariscos contienen algo de mercurio, pero los peces que más acumulan son los grandes depredadores. Eso es porque los peces depredadores comen otros peces - peces que han absorbido el mercurio de sí mismos. Y cuanto más grande es el pez predador, más come. Los peces más grandes tienden a vivir más que los peces más pequeños, así que hay sólo más tiempo para el mercurio que se acumule en sus cuerpos.

¿Qué podría pasar si consumes pescado con alto nivel de mercurio? Tu cuerpo absorbe fácilmente el metilmercurio del pescado y lo almacena durante meses. Una vez que te quedas embarazada, el mercurio en tu cuerpo va a atravesar la placenta, también.

Los estudios demuestran que la exposición a altas concentraciones de metilmercurio durante el embarazo puede afectar el crecimiento del cerebro de un bebé y el sistema nervioso. Los resultados pueden ser leves o graves. De acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental (EPA), las habilidades cognitivas (como la memoria y atención), el lenguaje, habilidades motoras, y la visión pueden verse afectadas.

Las mujeres que están embarazadas, pensando en quedar embarazadas o lactantes - y para tus bebés y niños pequeños - son los más vulnerables a los altos niveles de mercurio. Los expertos todavía están debatiendo exactamente cuánto mercurio es dañino, pero la mayoría coinciden en que para las mujeres en edad fértil deberían evitar el pescado con alto contenido de mercurio y limitar su consumo (pero no eliminar) de los otros pescados con niveles bajos.

¿Por qué no dejar de comer pescado? El pescado es muy buena elección nutricional y la mayoría de los expertos coinciden en que los beneficios de comer pescado por lo general superan los riesgos. "No es necesario - ni posible -. evitar toda posible exposición al mercurio ya que en pequeñas cantidades no son dañinas", dice Charles Santerre, profesor de toxicología de los alimentos en la Universidad Purdue y un experto en materia de contaminantes en el pescado. "Si una mujer deja de comer pescado para evitar que el mercurio, cuando se quede embarazada su bebé podría perderse los nutrientes saludables que el pescado proporciona."

El desarrollo del cerebro y la visión de tu bebé se beneficiarán de los ácidos grasos saludables presentes en el pescado. Los estudios demuestran que los bebés que reciben las cantidades adecuadas de omega-3 y ácidos grasos durante el embarazo tienen un mejor desarrollo cognitivo y de la visión que los bebés que reciben un menor número de ácidos grasos omega-3.

¿Que peces tienen niveles más altos de mercurio? En 2004 en los EE.UU. Un asesor de Food and Drug Administration (FDA) y la EPA dio a conocer un listado de los niveles de mercurio de cada variedad de pescado. En ella, se identificaron cuatro tipos de pescado que las mujeres en edad fértil no deben comer, ya que contienen altos niveles de mercurio: tiburón, pez espada, caballa gigante y el blanquillo.

Otros expertos y grupos de apoyo ampliaron esta lista. Santerre Purdue, un toxicólogo recomienda que también se evite el consumo de atún fresco o congelado, róbalo, pez azul, lubina chilena, el pargo dorado, el marlin, el pez reloj anaranjado, el medregal, jurel, caballa española del Golfo de México, y los leucomas.

Entonces, ¿qué pescado puedo comer? Los diferentes grupos tienen diferentes opiniones. El aviso de la FDA / EPA dice que es recomendable comer a la semana dos platos de pescado y marisco, con excepción de los cuatro que no debes comer nada: tiburón, pez espada, caballa gigante y el blanquillo. Hay otro listado en que se destacan seis pescados que son bajos en mercurio y tienen altos niveles en grasas saludables: el arenque, la caballa (en el Atlántico, el pez gato, la carpa), la trucha arco iris (de criadero), el salmón (salvaje o de criadero), las sardinas y el pescado blanco.

¿Que pasa con el atún enlatado? La FDA recomienda que las mujeres en edad fértil no consuman más de 340 gramos a la semana de atún enlatado y no más de 170 gramos por semana de atún "fresco blanco" o atún blanco. Eso es porque el atún blanco es un pescado más grande y tiende a contener más mercurio.

Por otro lado, algunos grupos recomiendan que las mujeres que están embarazadas o que planean quedarse embarazadas deberían evitar el atún en conserva. Aunque el atún claro, no es una buena fuente de omega-3, el atún blanco si lo es, y los dos tipos tienen un montón de valor nutricional. Por lo tanto, vale la pena añadirlo a tu dieta de vez en cuando, especialmente si es el único pescado que comes.

¿Qué pasa con los peces que se pescan en las aguas locales? Depende de la seguridad del agua en tu lago, río, o la zona costera. Debes tener en cuenta los avisos locales (por lo general se indican en las señales). Te dirán que el pescado debes evitar en tu área.

Si no encuentras un aviso para el pescado que ha sido capturado, la EPA recomienda limitar la ingesta de la misma a 170 gramos por semana y no comer ningún otro pescado durante esa semana. Otros expertos recomiendan que no se coma ningún pescado, si no se puede determinar que es seguro.

¿Qué puedo comer, exceptuando el pescado, para obtener omega-3? Muchos alimentos, como los huevos, la leche, bebidas de soja, zumos, yogures, pan, cereales, y la margarina, ahora son fortificados con omega-3. Algunos no contienen mucho DHA o EPA, pero estas pequeñas cantidades van sumando. (Busca los productos que contienen por lo menos 50 miligramos de DHA por porción.)

Es posible que hayas oído que la linaza es una buena fuente, pero el omega-3 ácido graso que sólo los alimentos vegetales contienen es ALA, que no ha sido probado para proporcionar los beneficios para la salud de DHA y EPA.

¿Qué pasa con los suplementos de aceite de pescado? Para cubrir tus bases, sobre todo si no comes pescado, puedes optar por tomar un suplemento de ácidos grasos omega-3. Los suplementos de aceite de pescado proporcionan EPA y DHA y están virtualmente libres de mercurio.

Si eres vegetariano, puedes tomar suplementos derivados de algas que utilizan un proceso de fermentación especial para proporcionar DHA. El Instituto de Medicina (el grupo que establece los niveles recomendados de ingesta diaria de nutrientes) no ha puesto los niveles recomendados de DHA o EPA. Así que pregunta a tu médico acerca de los tipos de suplementos disponibles y las cantidades que serían adecuadas para ti, sobre la base de tu dieta y los suplementos que estás tomando. (Si has comenzado a tomar vitaminas prenatales, revisa el prostecto. Algunos contienen DHA).

¿Cómo puedo saber si tengo altos los niveles de mercurio en mi cuerpo? Hay pruebas que pueden detectar el nivel de mercurio en la sangre o en una muestra de cabello, pero no se recomiendan de forma rutinaria. Si estás preocupada, habla con tu médico sobre que pruebas realizar.