El ejercicio en el embarazo y el ritmo cardíaco

Atrás han quedado los días en que los médicos recomendaban reposo durante la gestación. Ahora, el Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) establece que: "Ser activa y hacer ejercicio al menos 30 minutos la mayoría, si no todos, los días de la semana puede beneficiar a tu salud durante la gestación".

El ejercicio en el embarazo y el ritmo cardíaco

De hecho, el ejercicio puede ayudar a aliviar los dolores de espalda, el estreñimiento, la hinchazón y la inflamación. En el pasado, los médicos recomendaron limitar la frecuencia cardíaca a 120 latidos por minuto. Ahora, las pautas de ejercicio son mucho más indulgentes.

¿Qué es el ritmo cardíaco?

La frecuencia cardíaca es simplemente el número de veces que tu corazón late por minuto. En reposo, el corazón debe latir más lentamente. Al comenzar a moverte, la frecuencia cardíaca debería aumentar. La Academia Nacional de Medicina Deportiva recomienda el ejercicio en individuos sanos en un 65 por ciento a 85 por ciento de su frecuencia cardiaca máxima (frecuencia cardiaca máxima = 220 - tu edad). Sin embargo, estas recomendaciones no son exactas durante el embarazo.<7p> Ejercicio y ritmo cardíaco en las embarazadas

Frecuencia cardíaca en reposo en el embarazo

Cuando estás embarazada pones mayores demandas sobre el sistema cardiovascular. Durante la gestación, el corazón tiene que trabajar cada vez más para bombear la sangre por todo el cuerpo debido a las necesidades crecientes del feto y la placenta. Según el Consejo Americano de Ejercicio de "fitness pre y post natal," la frecuencia cardíaca en reposo sube ocho latidos por minuto en las primeras semanas de la gestación y continúa aumentando a un máximo de 20 latidos por encima de lo normal a las 32 semanas".

El efecto del ejercicio sobre la frecuencia cardíaca durante el embarazo

Es mucho más difícil predecir la frecuencia cardíaca durante el ejercicio en la gestación que el de las mujeres que no están embarazadas. A pesar que la frecuencia cardíaca se incrementa con los ejercicios el las mujeres embarazadas, la frecuencia cardíaca puede variar a lo largo de esta época. La frecuencia cardíaca también cambia durante la gestación, ya que aumenta al principio y luego cae gradualmente pero continuamente a lo largo de los últimos trimestres. Por estas razones, apuntando a una frecuencia cardiaca específica durante esta época puede significar trabajar demasiado o no lo suficiente.

La tasa de esfuerzo percibido durante el embarazo

Debido a la naturaleza variable de la frecuencia cardíaca durante la gestación, la forma más segura de clasificar los trabajos es utilizar un índice de esfuerzo percibido (escala de Borg). Se trata de una escala del uno al 10, donde el uno es "sin esfuerzo" y el 10 es "esfuerzo máximo". En el embarazo, se recomienda alojarse en el centro de este rango. Se recomienda realizar un ejercicio moderado para que no te canses rápidamente. Si eres capaz de hablar de forma normal mientras hacse ejercicio, tu ritmo cardíaco estará en un nivel aceptable.

Recomendaciones de la ACOG

Aunque se recomiendan 30 minutos de ejercicio moderado para las mujeres embarazadas la mayoría de los días de la semana, es importante que consultes con tu médico antes de comenzar un programa de ejercicios. Para algunos embarazos de alto riesgo, incluyendo aquellos con presión arterial alta, los factores de riesgo de parto prematuro, sangrado vaginal o ruptura prematura de membranas, el ejercicio puede estar contraindicado. También es importante que después del primer trimestre, no se recomienda que te acuestes sobre tu espalda durante el ejercicio.