Consejos para dormir para mujeres embarazadas

1. En el tercer trimestre de gestación, deberías dormir sobre tu lado izquierdo para permitir un mejor flujo de sangre hacia el feto, el útero y los riñones. Evita acostarte boca arriba durante largos períodos de tiempo.

Consejos para dormir para mujeres embarazadas

2. Bebe mucho líquido durante el día, pero evita beber por lo menos entre 2 y 3 horas antes de acostarte. Esto evitará que tengas que ir al baño por la noche. Cuando estás embarazada el feto presiona la vejiga y esto hace que aguantes menos horas sin ir al lavabo.

3. Para prevenir la acidez estomacal, no comas ni muchos alimentos picantes, ni ácidos (como salsas con tomate), ni fritos. Si tienes problemas de acidez, intenta dormir con la cabeza un poco elevada con la ayuda de algunas almohadas. Tanto la dieta como la forma de dormir te ayudarán a reducir la acidez estomacal.

4. Haz ejercicio con regularidad para mantenerte sana y en forma, mejorará tu circulación y reducirá tus calambres en las piernas. Dar paseos y caminar varias veces al día te pueden ayudar a estar en forma. Otras formas de ejercicio pueden ser la natación para embarazadas, el yoga o pilates.

5. Come aperitivos suaves (como pueden ser las galletas saladas) durante todo el día. El estómago lleno, ayudará a evitar que tengas náuseas. No comas sólo tres veces al día, ya que pasarán muchas horas entre las comidas y tendrás el estómago demasiado vacío. Si pasas el día fuera de casa, puedes prepararte snacks saludables como piezas de fruta.

6. Existen almohadas y colchones especiales para esta época de tu vida, estos te pueden ayudar a dormir mejor. Si no te quieres comprar estas almohadas especiales, puedes utilizar almohadas normales como apoyo de tu cuerpo. Si te pones de lado, puedes apoyarte una almohada en la espalda que te ayude a mantener la postura.

Consejos para dormir durante el embarazo

7. Las siestas te pueden ayudar a mantenerte más descansada. No te limites sólo al sueño reparador de la noche. Si tienes oportunidad, ve descansado durante el día. Haz pequeñas pausas para recuperar fuerzas.

8. Aprende a relajarte con técnicas de relajación y respiración, que también pueden ayudarte cuando comiencen las contracciones. Para relajarte antes de acostarte puedes darte un baño o una ducha caliente.

9. Habla con tu médico si tienes problemas médicos y / o persiste el insomnio mientras estés embarazada.

Una vez que el bebé haya nacido, tu sueño se verá interrumpido con frecuencia, sobre todo si lo estás amamantando. Las madres que amamantan y las que tienen bebés que se despiertan con frecuencia durante la noche deberán tratar de dormir cuando sus bebés duermen durante el día. También se debe tener en cuenta que compartir el cuidado del bebé con la pareja o con otra persona, siempre en la medida de lo posible y especialmente por la noche, es importante para la salud de la madre, la seguridad, el rendimiento y la vitalidad.