Calambres en la etapa de gestación

Calambres en el embarazo temprano

Muchas mujeres se preocupan porque experimentan calambres en el embarazo temprano. Algunas podrían pensar que esto es una señal de que su gestación no es viable y que un aborto involuntario está en camino. Afortunadamente, muchas veces, ese no es el caso.

Calambres en la etapa de gestación

Los calambres en la gestación temprana son comunes. Y por lo general, normales.

Calambres en la etapa de implantación

En las primeras semanas de gestación, existen unos calambres provocados por la implantación, a menudo, van acompañados de sangrado. Esto se produce cuando el óvulo fertilizado se adhiere al útero. Algunas mujeres pueden sentir calambres por la implantación a los siete días después de la ovulación, mientras que otras no sentirán ningún calambre.

Los calambres pueden continuar mientas estás embarazada ya que el útero se prepara para llevar a un bebé durante nueve meses. El útero es un órgano grande y que crece progresivamente, por lo que los calambres en el embarazo temprano no son infrecuentes. Si los calambres son constantes o demasiado intensos para ti, pueden no ser "normales", por lo que deberás llamar a tu médico para asegurarte.

Calambres en la etapa de gestación

El dolor del ligamento redondo

Los calambres después de las etapas iniciales de la gestación se denominan dolor del ligamento redondo. Estos calambres pueden provocar un dolor leve y constante, o un dolor agudo al cambiar de posición. Estos calambres se produce porque los músculos situados debajo de tu útero se expanden y crezcen con el fin de soportar el peso de tu útero y del bebé a medida que crece. Este es probablemente el mayor número de calambres en la gestación y una mayoría de las mujeres embarazadas los experimentan. Es posible que algunas embarazadas no los experimenten, pero esto no significa nada.

¿Debo preocuparme por los calambres?

Los calambres en la gestación temprana no son preocupantes. En realidad, estos calambres se producen cuando tu cuerpo se está preparando para llevar a tu bebé durante los nueve meses de la gestación. Pero como siempre, si estás preocupada o sientes alguna vez algún calambre que no es normal, o bien porque es demasiado intenso o bien porque son muy constantes, asegúrate de llamar a tu médico para comentarle el tema y que pueda hacerte las pruebas y los exámenes médicos para determinar que todo va bien.

¿Podrías estar embarazada?

Si estás tratando de concebir, esto podría ser una buena noticia. Compara tus síntomas con los primeros signos de la concepción. Si piensas que puedes estarlo, realízate un test de embarazo. Es posible que cuando te hagas la primera prueba te salga negativa aunque realmente sí estés embarazada, por ese motivo, si aún notas los síntomas y los calambres, hazte una segunda prueba. Si sigue saliendo negativa, ve al médico para que despeje tus dudas acerca de tu estado de salud y te confirme si estás embarazada y por qué tienes calambres.