Alimentos que mejoran la fertilidad

El té verde y la fertilidad

Tomar uno o dos vasos de té verde al día puede ayudarte a quedarte embarazada, pero no aumenta muy significativamente tus probabilidades. Pero no debes tomar más de estas cantidades ya que el té verde tiene cafeína y ácido tánico, que están relacionados con problemas de fertilidad y un mayor riesgo de aborto involuntario cuando se consume en grandes cantidades.

Alimentos que mejoran la fertilidad

Los suplementos de hierbas y la fertilidad

No se sabe a ciencia cierta que los suplementos de hierbas puedan ayudarte a quedarte embarazada. Lo que sí que es cierto es que debes tener cuidado con los suplementos de hierbas una vez te quedes embarazada ya que algunas hierbas relacionadas con la fertilidad, ponen en peligro la salud y la vida del feto una vez te quedas embarazada. Algunas hierbas que mejoran la fertilidad son el sauzgatillo, L-arginina y el extracto de té verde.

Los nutrientes y la fertilidad

Hay ciertos alimentos que si los incorporas a tu dieta, pueden mejorar tu fertilidad y por lo tanto, tus posibilidades de quedar embarazada. Para mejorar tu fertilidad deberías evitar el consumo de alcohol y de cafeína.

Alimentos que mejoran la fertilidad

Los carbohidratos refinados y la fertilidad

Los carbohidratos refinados son el pan blanco, la pasta y el arroz blanco. Estos alimentos no están directamente relacionados con la infertilidad pero sí que es cierto es que un consumo excesivo, castiga tu cuerpo.

Las frutas y verduras y la fertilidad

Piensa en los productos multivitamínicos de la Madre Naturaleza. Las frutas y verduras no sólo ofrecen una gran cantidad de vitaminas y minerales, también nos ofrece micronutrientes, como los fitoquímicos y antioxidantes. Los radicales libres son moléculas nocivas que se introducen en nuestro organismo por otras vías, desde la luz del sol hasta los gases producidos por los tubos de escape de los automóviles, pueden dañar los óvulos, los espermatozoides y los órganos reproductivos.

Ingiere frutas y verduras de colores vivos y brillantes, como los arándanos, pimientos rojos y col rizada. Cuanto más intenso sea el color, más nutrientes tendrá el producto. El objetivo que debes marcarte es comer alrededor de 2 tazas de fruta y 3 tazas de verduras al día.

El pescado y la fertilidad

Las noticias sobre los altos niveles de mercurio te han mantenido alejada del marisco, pero es el momento de reconsiderar tu decisión. Tu cuerpo necesita ácidos grasos omega-3 (el pescado es la mejor fuente de estos ácidos grasos). El mercurio es tóxico para un feto en desarrollo y puede permanecer en tu torrente sanguíneo más de un año.

La buena noticia es que no todos los pescados contienen la misma cantidad de mercurio. Si comes unos 340 gramos de pescado bajo en mercurio (aproximadamente dos platos fuertes) por semana de pescado, como los langostinos, el atún claro enlatado, el salmón o bagre. Se aconseja evitar las conservas de atún blanco, así como el pez espada fresco o congelado, el blanquillo, caballa, filetes de atún, el tiburón, el pez reloj anaranjado, la caballa española, el marlín y el mero, porque tienen los niveles más altos de mercurio.

Si eres vegetariana o simplemente no te gusta el pescado, prueba las semillas de lino o linaza. Las semillas de lino son la más rica fuente vegetal de ácidos grasos omega-3 y son fáciles de encontrar en las tiendas naturistas. Compra las semillas, las mueles en un molinillo de café, y las espolvoreas sobre cereales o tostadas o las añades a un batido.También puedes comprar una botella de aceite de linaza y rociar con 1 cucharada al día la ensalada, palomitas de maíz o una patata al horno. (Eso sí, no cocinar con aceite de linaza, el calor destruye sus nutrientes beneficiosos).

El hierro y la fertilidad

Llena las reservas de tu cuerpo de hierro antes de quedarte embarazada, especialmente si tus períodos son particularmente fuertes. Una vez te quedes embarazada te será difñicil mantener tus reservas de hierro ya que tu bebé absorbe todos los minerales que necesita de ti. Si tienes muy poco hierro antes del embarazo, te pone en riesgo de sufrir una anemia postparto, una afección que afecta al 27 % de las mamás.

Si no comes carne roja o sigues una dieta vegetariana o vegana, debes tomar un complejo multivitamínico con hierro. Y, para estar segura de tu nivel de hierro hazte una analítica antes de quedarte embarazada.

La listeria y la fertilidad

La Listeria es una bacteria nociva que se encuentra en alimentos listos para consumir, carnes, quesos blandos y los productos lácteos no pasteurizados. Las mujeres embarazadas tienen 20 veces más probabilidades que otros adultos saludables a enfermar por comer alimentos con listeria. Para las mujeres que intentan concebir deben estar en alerta ya que la listeriosis (la infección causada por la listeria) puede causar un aborto temprano involuntario en el primer trimestre - posiblemente incluso antes de que sepas que estás embarazada.

Para matar la listeria, se debe aplicar calor a los alimentos, meterlos en el microondas hasta que estén bien calientes. Para reducir el crecimiento de bacterias en las sobras, ajusta la temperatura del refrigerador a 4 grados o menos. Tira todos los alimentos que hayan estado a temperatura ambiente durante más de dos horas. Los alimentos que debes evitar por completo son: sushi, pescados y mariscos ahumados refrigerados (como el salmón ahumado), queso fresco elaborado con leche sin pasteurizar (cruda), y otros productos lácteos no pasteurizados.

Las proteínas y la fertilidad

Si quieres quedarte embarazada deberías ingerir 84 gramos de proteína al día, incluyendo pescado, carnes magras, frutos secos y legumbres.

Las vitaminas y la fertilidad

Conseguir todos los nutrientes que necesitas para la fertilidad de los alimentos por sí solo es difícil y por lo tanto, seguramente necesitarás ayuda de las vitaminas prenatales.

Dieta de tu pareja para mejorar la fertilidad

Cuando se trata de la fertilidad y la dieta, los hombres también tienen que participar. Lisa Mazzullo, una profesora de ginecología y obstetricia y asistente de obstetricia y ginecología en la Universidad Northwestern Feinberg School of Medicine en Chicago, recomienda a los futuros padres tomar diariamente una multivitamina que contenga zinc y selenio durante al menos tres meses antes de la concepción. Los estudios sugieren que estas ayudan a los minerales en el desarrollo de espermatozoides sanos. El esperma de tu pareja que eyacula hoy, fue creado en realidad hace 90 días.