8 semanas de embarazo

Crecimiento de tu bebé

Novedades de esta semana: Los dedos de las manos y de los pies de tu bebé se están empezando a desarrollar. Los párpados casi cubren los ojos, los tubos respiratorios se extienden desde la garganta a las ramificaciones de los pulmones en desarrollo, y su "cola" casi ha desaparecido. En su cerebro, las células nerviosas se están diversificando para conectar entre sí, formando primitivos caminos de nervios.

8 semanas de embarazo

Es posible soñar despierta con el sexo de tu bebé, pero los genitales externos aún no se han desarrollado lo suficiente como para revelar si tendrás un niño o una niña. De cualquier forma, tu bebé que es del tamaño de una haba, está en constante movimiento y cambio, aunque todavía no lo puedes sentir.

El bebé crece de 31 a 41 mm. desde la cabeza hasta el cóxis y pesa unos 5,5 gramos. La glándula tiroidea, el pancreas y la vesícula comienzan a funcionar. El crecimiento del cerebro aumenta rápidamente: aproximadamente se producen 250.000 nuevas neuronas por minuto.

¿Cómo tu vida está cambiando?

Puedes notar que el sostén es cada vez más incómodo. Pronto es probable que tengas un tamaño más grande de pecho y necesitarás una mejor sujección. Los crecientes niveles de las hormonas hacen que haya un crecimiento del pecho y otros cambios en los tejidos, todo ello con la finalidad de preparar tu cuerpo para la lactancia. Tus senos pueden seguir creciendo durante todo el embarazo. No te sorprendas si aumentas una talla de copa o dos, sobre todo si es tu primer bebé. Ten en cuenta esto cuando compres un nuevo sujetador.

Sensación de fatiga. Los cambios hormonales, en particular, un aumento dramático de la progesterona, puede estar contribuyendo a tu cansancio. Las náuseas y los vómitos sin duda te pueden disminuir la energía, también. Y también puedes estar teniendo problemas para dormir bien por la noche en este punto, sobre todo si te sientes incómoda o te levantas más frecuentemente para ir al baño.

8 semanas 8 de embarazo

¿Qué son las pruebas prenatales?

Tu profesional médico te ofrecerá una serie de pruebas genéticas y pruebas de diagnóstico durante el embarazo. Algunas son simples análisis de sangre, mientras que otras requieren procedimientos más invasivos - y todos son opcionales. Antes de aceptar cualquier prueba, pídele a tu médico que te explique lo que es, cómo se hace, si la prueba en sí es arriesgada y, lo que nos pueden desvelar los resultados. Muchas de las pruebas prenatales son para la detección y no con fines de diagnóstico. Las pruebas de detección nos dan una idea de tu riesgo en ciertas condiciones. Pero sólo una prueba de diagnóstico nos puede decir con certeza si el bebé tiene un problema. Aquí están las opciones durante el primer trimestre:

En el primer trimestre se combina una prueba de detección: En esta prueba de detección relativamente nueva combina un análisis del pliegue nucal (usando ultrasonido para medir el espacio libre en el tejido en la parte posterior del cuello de tu bebé en desarrollo) con un análisis de sangre para medir dos proteínas. El análisis se realiza entre la semana 11 de embarazo y el final de la semana 13, y la prueba de sangre se puede realizar al mismo tiempo o, posiblemente, un par de semanas antes. En este examen del primer trimestre nos da información sobre las probabilidades de que el bebé tenga síndrome de Down y puede decirte si tu bebé tiene más riesgo de otros problemas también. Aunque no es de diagnóstico, la evaluación es esencialmente libre de riesgo y puede ayudarte a decidir si quieres pruebas invasivas de diagnóstico tales como el muestreo de vellosidades coriónicas (CVS) o la amniocentesis, que aumentan ligeramente el riesgo de aborto involuntario.

Muestreo de vellosidades coriónicas (CVS): Esta prueba de diagnóstico consiste en la recolección de células de la placenta, que luego se envía a un laboratorio para el análisis genético. CVS puede determinar si tu bebé tiene cualquiera de los cientos de anomalías cromosómicas y otros trastornos genéticos. Se hace en el primer trimestre, por lo general entre la semana 11 y la 12, por lo que es una alternativa a otra prueba de diagnóstico genético llamado amniocentesis, que se hace entre 16 y 20 semanas.

Resumen de este artículo:

En este artículo podrás informarte de cuanto está creciendo tu bebé y como está llevando a cabo su desarrollo, ya se están formando sus deditos. Es posible que notes un aumento de pecho, es completamente normal ya que tu cuerpo se está preparando para la lactancia. También es normal que notes fatiga. En esta sección también te informamos de las pruebas médicas que te harán en esta semana, para lo que sirven, que es lo que pueden detectar y los riesgos que pueden tener para ti y para tu bebé.

Durante esta increíble época, tu cuerpo va cambiando a medida que avanza el embarazo. Tu bebé va desarrollándose semana a semana. Descubre qué cambios se producirán en tu bebé en la siguiente semana: 9 semanas de embarazo.