7 semanas de embarazo

Crecimiento de tu bebé

La gran noticia de esta semana: Las manos y los pies se están desarrollando de sus brazos y piernas a pesar de que en este punto se parecen más a paletas que a extremidades pequeñas. Técnicamente, el bebé todavía se considera un embrión, y tiene algo de una pequeña cola, que es una extensión de su cóccix. La cola va a desaparecer en unas pocas semanas, pero eso es lo único que cada vez será más pequeño. Tu bebé ha duplicado su tamaño desde la semana pasada y ahora mide aproximadamente el tamaño de un arándano, unos 22-30 mm y su peso oscila entre 2 y 8 gramos.

7 semanas de embarazo

Si pudieras ver dentro de tu vientre, podrías ver que los parpados ya cubren sus ojos y tienen un poco de color, verías una pequeña formación de la punta de la nariz y sus pequeñas venas que se ven debajo de su finisíma piel parecida al pergamino. Los dos hemisferios del cerebro de tu bebé están creciendo, y su hígado está produciendo glóbulos rojos hasta que su médula ósea se forme y se haga cargo de este papel. También tiene un apéndice y el páncreas a la larga producirá la hormona de la insulina para ayudar en la digestión. Los intestinos de tu bebé se están formando en el cordón umbilical apareciendo como un pequeño bulto. El cordon umbilical ahora tiene vasos sanguíneos distintos para transportar oxígeno y nutrientes hacia y desde su pequeño cuerpo.

En la semana 7 del embarazo, el embrión se está convirtiéndose en feto. En esta etapa los tejidos y los órganos formados en la fase embrionaria maduran.

Nota: Cada bebé se desarrolla un poco diferente - incluso en el útero. Nuestra información está diseñada para darle una idea general del desarrollo de tu bebé.

¿Cómo tu vida está cambiando?

Tu útero se ha duplicado en tamaño en las últimas cinco semanas, y tu alimentación puedes sentirla como una tarea o peor, gracias a las náuseas matinales, que ahora pueden estar en pleno apogeo. Si te sientes bien, no te preocupes ¡Eres una afortunada!.

Es posible que tengas que orinar más de lo habitual, también, gracias a tu cada vez mayor volumen de sangre y el exceso de líquido que se procesan a través de tus riñones. A estas alturas, ya tienes un 10 por ciento más de sangre de lo que tenías antes de quedar embarazada. Y para el final de tu embarazo, tendrás de un 40 a un 45 por ciento más de sangre que corre por tus venas para satisfacer las demandas tu bebé. A medida que tu útero crece, la presión sobre la vejiga te enviará al cuarto de baño más a menudo.

7 semanas de embarazo

Alrededor de la mitad de las mujeres que sienten náuseas durante el primer trimestre encuentran un alivio completo alrededor de las 14 semanas. Para el resto, pueden ir más despacio y es posible que tengan un mes más o menos de nauseas y mareos. La necesidad de orinar más de lo habitual no mejorará. De hecho, las investigaciones muestran que tanto la frecuencia y el volumen de la orina tiende a aumentar en el transcurso del embarazo.

Preguntas sobre los exámenes prenatales

En algún momento en las próximas semanas es el momento perfecto para concertar tu primera visita prenatal. Un buen cuidado prenatal ayuda a darle a tu bebé un comienzo saludable en la vida.

¿Cómo debo prepararme para mi primera cita? Anota todas tus preguntas y llevatelas a tu visita médica para poder sacar la máxima información posible a esta primera visita. Menciona todo lo que estás sintiendo o pensando por insignificante que sea. También:

  • Lleva una lista de todos tus medicamentos (con receta y sin receta médica, incluyendo los complementos) para que tu médico pueda determinar si es seguro tomártelos ahora.
  • Revisa tu calendario y anota el primer día de tu último período. Tu médico o comadrona utiliza esta fecha para calcular la fecha en que saldrás de cuentas. (No te preocupes si no has llevado la cuenta o tienes períodos irregulares. Si no tienes una fecha menstrual fiable, tu médico puede hacerte una ecografía temprana para determinar la fecha de tu embarazo).
  • Tómate tu tiempo para revisar tu historia médica familiar y de la de tu pareja. Si no estás segura de si alguien en tu familia tiene un trastorno cromosómico o genético, pregúntaselo a tus padres u otro familiar cercano. Tu médico te preguntará acerca de esto para guiar sus pruebas prenatales.

¿Qué sucede durante estas citas? Tu médico general, comienza por preguntarte cómo te sientes física y emocionalmente, si tienes alguna queja o preocupación, y que le expongas las preguntas que tengas. Variará dependiendo si tienes preocupaciones específicas.

El objetivo de las visitas prenatales es ver cómo se está llevando a cabo tu embarazo y ofrecerte la información que necesitas para ayudar a mantenerte a ti y a tu bebé sano. Tu comadrona o tu médico va a revisar tu peso, presión arterial y la orina, medir tu abdomen, comprobar la posición de tu bebé, escuchar los latidos del corazón de tu bebé, realizar otros exámenes y pruebas según corresponda, y vigilar de cerca cualquier complicación que pueda tener e intervenir si es necesario.

Al final de la visita, el médico revisará los resultados contigo, te explicará los cambios normales que puedas esperar antes de tu próxima visita y las señales de alerta que debes vigilar, te aconsejará sobre el estilo de vida que deberás llevar a partir de ahora (tales como la importancia de una buena nutrición y evitar el tabaco , el alcohol y las drogas), y discutir los pros y los contras de las pruebas opcionales puedes tener en cuenta.

¿Mi pareja debe venir conmigo? Eso depende de ti. Algunas parejas descubren que se benefician de ir a las citas prenatales juntos - en especial a la primera visita y el examen de ultrasonido.

Si no estás satisfecha con tu médico, busca otro. El promedio de visitas médicas de una mujer embarazada es alrededor de diez a 15 visitas prenatales, por lo que es importante elegir a alguien que te gusta y de confianza.

Algunas futuras mamás quieren ir acompañadas de su pareja a las citas prenatales. Otras están encantadas de ir por su cuenta. ¿Cómo te sientes al respecto? Esto lo debes decidir tú.

Actividad para esta semana

Hazte una foto del vientre. A continuación, sigue haciéndote fotos una vez al mes hasta que nazca el bebé. Es una buena forma de realizar un seguimiento de tu progreso, y te encantará tener el recuerdo. Consejos para una buena instantanea: Considera usar la misma ropa, de pie en el mismo lugar, y haciendo la misma postura (de perfil es siempre una buena opción). En blanco y negro, desnudo o semidesnudo puedes quedar especialmente hermosa.

Resumen de este artículo: En esta sección descubriras los cambios que está teniendo tu bebé, como se está formando, cuanto mide. Tu útero ha duplicado su tamaño desde la semana anterior. Persisten las náuseas y mareos matutinos y el aumento de las ganas de orinar. Te aconsejamos sobre como preparar tu primera visita prenatal, si es mejor ir en pareja o sola, tener preparadas tus preguntas y preocupaciones y sobretodo llevar apuntada la fecha de tu útima regla. También te damos algunas ideas de como imortalizar esta época tan bonita y única en tu vida.

Durante esta increíble época, tu cuerpo va cambiando a medida que avanza el embarazo. Tu bebé va desarrollándose semana a semana. Descubre qué cambios se producirán en tu bebé en la siguiente semana: 8 semana de embarazo.