34 semanas de embarazo

Crecimiento de tu bebé

Tu bebé ahora es aproximadamente del tamaño de un melón pequeño. Mide unos 46 cm y pesa un poco menos de dos kilos. Sus capas de grasa, que ayudarán a regular su temperatura corporal una vez que haya nacido, están llenando su cuerpo, haciéndolo más redondeado. Su piel es más suave que nunca. Su sistema nervioso central está madurando y sus pulmones siguen madurando también. Si has estado nerviosa por el parto prematuro, te alegra saber que los bebés nacidos entre las 34 y las 37 semanas de embarazo no tienen problemas de salud en general, nacen bien.

34 semanas de embarazo

Es posible que necesiten una corta estancia en la unidad neonatal y pueden tener unos pocos problemas de salud a corto plazo, pero a largo plazo, por lo general están tan sanos como los bebés que nacen en su momento adecuado.

Nota: Cada bebé se desarrolla un poco diferente, incluso en el útero. Nuestra información está diseñada para darte una idea general del desarrollo de tu bebé.

¿Cómo tu vida está cambiando?

En esta semana, la fatiga probablemente vuelve a estar presente, aunque quizá no con la misma intensidad de tu primer trimestre. Tu cansancio es perfectamente comprensible, dado el esfuerzo físico de cargar el sobrepeso todo el día y las noches agitadas por las patadas, la frecuencia de ir al lavabo y la incomodidad en general que sientes cuando estás tumbada en la cama intentando encotrar una buena postura.

Ahora es el momento de reducir la velocidad de tu vida y guardar tu energía para el día del parto (y después). Si has estado sentada o acostada durante mucho tiempo, no te levantes demasiado rápido. La sangre puede acumularse en los pies y las piernas, causando una caída temporal en la presión arterial y al levantarte puedes sentirte mareada.

34 semanas de embarazo

Si observas ronchas rojas o verdugones en tu vientre y, posiblemente, los muslos y las nalgas, puedes tener una condición llamada pápulas y placas urticarianas del embarazo (PUPPP para abreviar). Hasta el uno por ciento de las mujeres embarazadas desarrollan PUPPP, que es inofensivo, pero puede ser bastante incómodo. Consulta a tu médico para que pueda asegurarte de que no es un problema más serio, te proporcionará un tratamiento para que estés más cómoda, y te enviará a un dermatólogo si es necesario. Vuélvelo a llamar si sientes picazón intensa en todo el cuerpo, incluso si no tienes un sarpullido. Podría ser una señal de un problema hepático.

Las cesáreas

¿Cuáles son mis posibilidades de que me hagan una cesárea?

Alrededor del 30 por ciento de las mujeres embarazadas dan a luz a través cesárea. En algunos casos, la cirugía está programada de antemano. En otros, se hace en respuesta a una complicación imprevista.

¿Porqué podría necesitar una cesárea?

Puedes tener un parto por cesárea no programada, por muchas razones, como si tu cuello uterino no tiene la dilatación suficiente, el bebé deja de avanzar por el canal del parto, o la frecuencia cardíaca de tu bebé es causa de preocupación para tu meédico. Una cesárea planificada se puede recomendar si:

  • Has tenido una cesárea anterior, con un "clásico" de incisión uterina vertical o más de una cesárea anterior. (Si has tenido solamente una cesárea previa con una incisión horizontal, puedes ser una buena candidata para un parto vaginal después de la cesárea o de un parto vaginal).
  • Si has tenido algún otro tipo de cirugía uterina invasiva, como la miomectomía (la extirpación quirúrgica de fibromas).
  • Si estás llevando más de un bebé. (Algunos gemelos pueden nacer por parto vaginal, pero todos los más de dos bebés requieren una cesárea).
  • Si se espera que tu bebé sea muy grande (una condición conocida como macrosomía).
  • Si tu bebé viene alrevés (primero la parte inferior) o de posición transversal (de lado). (En algunos casos, como en un embarazo gemelar en el que el primer bebé está cabeza abajo, pero el segundo bebé viene de nalgas, el bebé de nalgas puede ser por vía vaginal).
  • Si tienes placenta previa (cuando la placenta es tan baja en el útero que cubre el cuello uterino).
  • Si el bebé tiene una enfermedad conocida o anormalidad y puede ser arriesgado tener un parto vaginal.
  • Si eres VIH-positivo, y los análisis de sangre realizados cerca del final del espectáculo el embarazo que tiene una carga viral alta.

¿Qué debo esperar durante una cesárea?

Por lo general, tu pareja puede estar contigo durante la cirugía. Si no la tienes ya puesta, el equipo médico te pondrá una vía intravenosa e insertará un catéter para drenar la orina durante el procedimiento, y se te realizará un bloqueo epidural o raquídea, que adormece la mitad inferior de tu cuerpo, pero te dejan alerta y despierta. Una vez que el médico llega al útero y hace la incisión final, lo saca, levantándolo para que puedas obtener una visión de él antes de que lo entregue para ser atendido por un pediatra o enfermera. Mientras que el personal está examinando a tu bebé, el médico sacará tu placenta y comenzará a coserte. Cuando tu bebé haya sido examinado, el pediatra o la enfermera pueden entregárselo a tu pareja, quien puede bajártelo para que lo puedas ver, besarlo, etc. mientras que te están acabando de coser. El cierre de tu útero y abdomen tarda mucho más tiempo por lo general dura unos 30 minutos. Cuando la cirugía se ha completado, te llevan en una silla de ruedas a una habitación para que te recuperes y te dan a tu bebé para que lo cojas y te preparan para la lactancia.

Actividad para esta semana: Haz un plan por si pudieras sufrir algún contratiempo como parto prematuro o que comiencen unas contracciones inesperadas que no te dejen llegar a casa antes de ir al hospital. Por ejemplo, deja ya tu maleta y cosas preparadas. Haz una copia de tus llaves de casa a alguien de confianza para que llegado un momento inesperado pueda ayudarte a hacerse cargo de:

  • Vigilar a los niños, en el caso que ya tengas hijos.
  • Llevar o recoger a tus hijos del colegio o de actividades extraescolares.
  • Alimentar al perro, regar las plantas, recoger el correo.

Durante esta increíble época, tu cuerpo va cambiando a medida que avanza el embarazo. Tu bebé va desarrollándose semana a semana. Descubre qué cambios se producirán en tu bebé en la siguiente semana: 35 semanas de embarazo.