33 semanas de embarazo

Crecimiento de tu bebé

Esta semana tu bebé es aproximadamente del tamaño de una piña, mide uno 43,5 cm y pesa casi 2 kg. El bebé está perdiendo rápidamente ese aspecto arrugado y su esqueleto se está endureciendo. Los huesos del cráneo no se soldan, lo que les permite moverse y superponerse ligeramente, para facilitar la salida del bebé por el canal del parto. La presión en la cabeza durante el parto es tan intensa que muchos bebés nacen con una apariencia similar a un caracono. Estos huesos no se fusionan por completo hasta la edad adulta temprana, por lo que puede crecer a medida que su cerebro y otros tejidos se expanden durante la infancia y la niñez.

33 semanas de embarazo

Nota: Cada bebé se desarrolla un poco diferente - incluso en el útero. Nuestra información está diseñada para darte una idea general del desarrollo de tu bebé.

¿Cómo tu vida está cambiando?

A medida que tu bebé ocupa más parte de tu vientre, un montón de cosas podrían empezar a cambiar: encontrar una posición cómoda para sentarte o para dormir se está convirtiendo en un reto, tropiezas constantemente con sillas o cualquier cosa, es completamente normal.

Puede que sientas un dolor generalizado y adormecimiento, incluso en los dedos, muñecas y manos. Al igual que muchos otros tejidos de tu cuerpo, los de la muñeca pueden retener líquidos, lo que puede aumentar la presión en el túnel carpiano, un canal óseo situado en la muñeca.

Los nervios que pasan a través de este "túnel" puede terminar aplastados, favoreciendo a la sensación de adormecimiento, hormigueo, dolor punzante o urente, o un dolor sordo. Trata de usar una férula para estabilizar la muñeca o apoya tu brazo con una almohada mientras duermes. Si tu trabajo requiere movimientos repetitivos de las manos (como los de un teclado o una cadena de montaje, por ejemplo), no olvides estirar las manos al realizar descansos, que debes hacerlos con frecuencia.

33 semanas de embarazo

Muchas mujeres todavía se sienten sexys en esta etapa y sus maridos están de acuerdo con ellas. Es posible que tengan que hacer algunos ajustes, pero para la mayoría de las mujeres, pueden practicar sexo durante todo el embarazo (siempre que se sientan bien) hasta que rompen aguas.

La vigilancia de los movimientos de tu bebé

¿Con qué frecuencia debo sentir los movimientos?

Tu bebé debe moverse con tanta frecuencia como lo ha hecho durante el último mes. Cada bebé tiene su propio patrón de actividad y no hay uno correcto. Siempre y cuando no notes cualquier cambio importante en el nivel de actividad de tu bebé, lo más probable es que todo vaya muy bien.

¿Es necesario hacer un seguimiento de las patadas de mi bebé?

Para tener una sensación de seguridad, muchos médicos recomiendan que después de las 28 semanas, que controles formalmente los movimientos de tu bebé al menos una vez o dos veces al día. Hay un montón de formas diferentes de hacer estos "recuentos de patadas", así que consulta con tu médico acerca de cómo quiere que hagas un seguimiento de los movimientos de tu bebé. Aquí hay un enfoque común: Elige un momento del día cuando el bebé tiende a ser activo. (Idealmente, deberías contar las patadas cada día a la misma hora.) Siéntate en silencio o acuéstate de lado para que no se distraiga. Debes contar el tiempo que tarda para que sientas diez movimientos distintos: patadas, tirones, y los movimientos de todo el cuerpo, todo cuenta. Debe sentir por lo menos diez movimientos en dos horas. (No te preocupes, es probable que no necesites tanto tiempo a veces sentirás diez patadas en los primeros diez minutos.). Si no sientes diez movimientos en dos horas, deja de contar y llama a tu médico.

¿Qué debo hacer si creo que los movimientos de mi bebé han disminuido o han cambiado?

Avisa a tu médico inmediatamente si notas una ralentización de los movimientos de tu bebé. Una disminución en el movimiento del feto puede indicar un problema, y necesitarás una prueba sin estrés o perfil biofísico para verificar que tu bebé está bien.

Actividad para esta semana: Lava la ropa de tu bebé y ropa de cama. Debes lavar cualquier cosa que se acerque a la piel de tu bebé (también si has comprado o te han regalado su primer peluche para la cuna) para quitar cualquier irritante en los tejidos. Los detergentes más suaves son los diseñados para los bebés y los que están etiquetados hipoalergénico o buenos para la piel sensible. El jabón de coco es la mejor opción.

Durante esta increíble época, tu cuerpo va cambiando a medida que avanza el embarazo. Tu bebé va desarrollándose semana a semana. Descubre qué cambios se producirán en tu bebé en la siguiente semana: 34 semanas de embarazo.