30 semanas de embarazo

Crecimiento de tu bebé

Tu bebé ya es aproximadamente como una lechuga, mide unos 39 cm y pesa casi 1,5 kg. El volumen líquido de amniótico que le rodea disminuirá a medida que se haga más grande y ocupe más espacio en el útero. Su vista se desarrolla, aunque no es muy activa, incluso después de que nazca, va a mantener sus ojos cerrados durante buena parte del día. Cuando los abra, responderá a los cambios en la luz, pero tendrá 20/400 de vista, lo que significa que sólo puede ver los objetos a pocos centímetros de su cara. La vista de un adulto normal es de 20/20.

30 semanas de embarazo

Nota: Cada bebé se desarrolla un poco diferente - incluso en el útero. Nuestra información está diseñada para darte una idea general del desarrollo de tu bebé.

¿Cómo tu vida está cambiando?

Puede que te sientas un poco cansada estos días, especialmente si estás teniendo problemas para dormir. Podrías sentirte incluso más torpe de lo normal, lo cual es perfectamente comprensible. No sólo llevas más kilos encima, sino que la concentración de peso está situada en tu vientre que provoca un cambio en tu centro de gravedad. Además, gracias a los cambios hormonales, los ligamentos son más laxos, por lo que tus articulaciones son más flexibles.

Además, esta relajación de los ligamentos puede causar que los pies se ensanchen de forma permanente, por lo que puedes tener que invertir en unos zapatos nuevos de un tamaño más grande. ¿Recuerdas esos cambios de humor que tenías en el primer trimestre del embarazo? La combinación de síntomas incómodos y otros cambios hormonales pueden dar lugar a un retorno de esas subidas y bajadas emocionales. Es normal que te preocupes por el parto o si vas a ser una buena madre. Pero si no puedes desprenderte de la melancolía o te sientes cada vez más irritable o agitada, habla con tu médico. 1 de cada 10 mujeres embarazadas batallan contra la depresión durante el embarazo, si tienes estos síntomas, podrías ser tú una de ellas. También infórmale a tu médico si estás nerviosa o ansiosa con frecuencia.

30 semanas de embarazo

Los miedos más comunes del parto

¿Estás nerviosa por el parto? ¡No estás sola! Aquí hay algunos temores comunes y cómo hacerles frente.

No voy a ser capaz de aguantar el dolor

Una de cada cinco madres embarazadas dice esta frase durante el tercer trimestre. Algunas mujeres saben de antemano que van a querer medicamentos para aliviar el dolor durante el parto y, de hecho, la mayoría de las mujeres que lo hacen terminan optando por una epidural. Otras se han comprometido a dar a luz sin medicamentos. Aceptan la posibilidad del dolor y el malestar y aprenden técnicas que les ayuden a dominarlo. Con la preparación adecuada y el apoyo, para algunas mujeres el parto natural es muy satisfactorio.

Voy a necesitar una episiotomía

Una episiotomía es una incisión quirúrgica en el área muscular entre la vagina y el ano (el perineo), que se realiza justo antes del parto para agrandar la abertura vaginal. Algunas mujeres se rasgan de forma espontánea en esta área durante el parto -, incluso con una episiotomía - y las incisiones pueden variar desde casi indetectables a severas, que requieren un número significativo de puntos de sutura para reparar.Las episiotomías están en declive y los expertos están de acuerdo en que el procedimiento no se debe hacer de forma rutinaria. Habla con tu médico acerca de con qué frecuencia y bajo qué condiciones se realizan episiotomías y la forma en que podría ayudarte a evitar que te la hagan. Hay evidencias de que será menos probable que necesites puntos de sutura si comienzas a masajearte el perineo cinco semanas antes de tu fecha de parto.

Voy a tener una evacuación intestinal durante el parto

Aunque es difícil de creer en este momento, es posible que mientras estás empujando puedas tener una evacuación involunataria y nadie se va a sorprender. Los médicos lo habrán limpiado antes de que te des cuenta de lo que ha sucedido. No deberías preocuparte lo más mínimo por esta situación, ya que es de lo más normal.

Me harán una cesárea

Una de cada cinco mujeres que dan a luz por primera vez necesitan que les practiquen una cesárea, el temor por tu parte es comprensible. Si tienes tus esperanzas puestas en un parto vaginal, si terminan haciéndote una cesárea puede ser decepcionante.

No voy a llegar a tiempo al hospital

Es muy raro no llegar a tiempo al hospital y en especial en madres primerizas, deberías hacerte una ruta de tu casa y trabajo hasta el hospital y una ruta alternativa. Si esto es una cosa que te tortura, puedes ver las indicaciones de emergencia para partos en casa, así tendrás una idea de lo que se necesita y lo que implica.

Actividad para esta semana: Montar las cosas del bebé: Cunas, moisés, y los cochecitos son notoriamente difíciles de montar, sobre todo cuando estás privado de sueño, así que empiece ahora. Columpios, móviles y monitores normalmente requieren baterías o pilas, así que asegúrate de tener suficiente a mano.

Sugerencia: Considera la compra depilas recargables y un cargador de pilas.

Durante esta increíble época, tu cuerpo va cambiando a medida que avanza el embarazo. Tu bebé va desarrollándose semana a semana. Descubre qué cambios se producirán en tu bebé en la siguiente semana: 31 semanas de embarazo.