29 semanas de embarazo

Crecimiento del bebé

Tu bebé ahora es más o menos del tamaño de un ramillete de apio, unos 38 cm y pesa un poco más de 1 kg. Sus músculos y pulmones siguen madurando, y su cabeza está creciendo más para dar cabida a su cerebro en desarrollo. Para hacer frente a sus crecientes demandas nutricionales, necesitará un montón de proteínas, vitaminas C, ácido fólico y hierro. Y debido a que sus huesos están absorbiendo gran cantidad de calcio, asegúrate de beber leche (o encontrar otra buena fuente de calcio, como queso, yogurt o zumo de naranja enriquecido). Este trimestre, necesitarás sólo para tu bebé alrededor de 250 miligramos de calcio para su esqueleto que se está endureciendo de cada día.

Nota: Cada bebé se desarrolla un poco diferente, incluso en el útero. Nuestra información está diseñada para darte una idea general del desarrollo de tu bebé.

29 semanas de embarazo

¿Cómo tu vida está cambiando?

Tu bebé es muy activo ahora. Tu profesional médico te puede pedir que pases algún tiempo cada día contando las patadas y te dará instrucciones específicas sobre cómo hacerlo. Dile si te has dado cuenta de que tu bebé es cada vez menos activo. Es posible que necesites una prueba de estrés o perfil biofísico para verificar el estado de tu bebé.

Algunos viejos amigos como el ardor de estómago y el estreñimiento, pueden ocupar un lugar central ahora. La progesterona, la hormona del embarazo hace que se relaje el músculo del tracto gastrointestinal. Esta relajación, junto con el crecimiento del abdomen, retrasa la digestión. La digestión lenta puede causar gases y ardor de estómago, especialmente después de una comida copiosa y además, contribuye al estreñimiento.

El útero en crecimiento también puede estar contribuyendo a las hemorroides. Estos vasos sanguíneos inflamados en el área del recto son comunes durante el embarazo. Afortunadamente, por lo general, desaparecen en las semanas después del parto.

Si sientes picazón o dolor, trata de lavarte en el bidet con agua fresca o aplícate compresas frías medicadas. Evita permanecer sentada o de pie durante largos períodos. Habla con tu médico antes de usar cualquier remedio durante el embarazo, y hazle saber a tu médico si sufres cualquier sangrado rectal. Para prevenir el estreñimiento, deberás tener una dieta alta en fibra, beber mucha agua y hacer algo de ejercicio regular.

29 semanas de embarazo

Algunas mujeres sufren el "síndrome de hipotensión supina" durante el embarazo. Esto ocurre cuando se estás acostada sobre tu espalda y esto te provoca un cambio en la frecuencia cardíaca y la presión arterial que hace que te sientas mareada hasta que cambies de posición. Puedes notar que te mareas si te levantas demasiado rápido. Para evitar estos mareos, acuéstate de lado en vez de boca arriba, levántate poco a poco, primero pasas de estar tumbada a sentada y luego te pones de pie.

Actividad para esta semana: Deberías hacer ya las compras de todo lo que necesitarás para las primeras semanas de vida de tu bebé, ya que cuando nazca no tendrás mucho tiempo libre:

  • Pañales y toallitas húmedas.
  • Artículos de puericultura, tales como tijeras de uñas, un termómetro, una pera de goma, y ​un chupete.
  • Jabón de coco para la ropa del bebé.
  • Las toallas sanitarias para ti (ya que sangrarás durante unas cuantas semanas después del parto).
  • Las tarjetas de agradecimiento y sellos.
  • Servilletas de papel y platos de papel para una fácil limpieza después de las comidas.

Durante esta increíble época, tu cuerpo va cambiando a medida que avanza el embarazo. Tu bebé va desarrollándose semana a semana. Descubre qué cambios se producirán en tu bebé en la siguiente semana: 30 semanas de embarazo.