26 semanas de embarazo

Crecimiento de tu bebé

La red nerviosa en los oídos de tu bebé está más desarrollada y más sensible que antes. Ahora es capaz de oír tu voz y la de tu pareja cuando conversáis igual que os oís vosotros. Está inhalando y exhalando pequeñas cantidades de líquido amniótico, lo que es esencial para el desarrollo de sus pulmones. Estos movimientos respiratorios también son una buena práctica para cuando nazca, y tome esa primera bocanada de aire. Y sigue incrementándose su grasa corporal. Tu bebé es aproximadamente del tamaño de una cebolleta, mide unos 35,5 cm y pesa menos de un kilo. Si tienes un niño, sus testículos comenzarán a descender hasta el escroto, un viaje que durará alrededor de dos a tres días.

26 semanas de embarazo

Nota: Cada bebé se desarrolla un poco diferente, incluso en el útero. Nuestra información está diseñada para darte una idea general del desarrollo de tu bebé.

¿Cómo tu vida está cambiando?

¿Estás corriendo por ahí tratando de llegar a las clases del parto y preparar la habitación de tu bebé sin dejar de tener cuidado? Asegúrate de que también comes bien y descansas mucho. Más o menos, en este momento, la presión arterial puede estar aumentando ligeramente, aunque es probable que sea aún más baja de lo que era antes de quedar embarazada. Normalmente, la presión arterial cae hacia el final del primer trimestre, y tiende a alcanzar un nivel bajo en alrededor de 22 a 24 semanas de embarazo.

La preeclampsia es un trastorno grave caracterizado por la presión sanguínea alta y la proteína en la orina. A menudo se presenta después de la semana 37, pero puede ocurrir antes, así que es importante ser consciente de las señales de advertencia de esta condición. Llama a tu médico si tienes hinchazón en la cara o alrededor de los ojos, y también si tienes más que una ligera hinchazón en las manos, hinchazón excesiva o repentina en los pies o tobillos o rápido aumento de peso en una semana. Con preeclampsia severa, puedes experimentar otros síntomas. Informa a tu médico de inmediato si tienes un dolor de cabeza intenso o persistente, cambios en la visión (incluyendo visión doble o borrosa, de luces o manchas o destellos, sensibilidad a la luz o la pérdida temporal de la visión), un intenso dolor o sensibilidad en la parte superior del abdomen o vómitos.

26 semanas de embarazo

Si tu espalda parece un poco dolorida, últimamente, se puede achacar a tu útero en crecimiento que desplaza tu centro de gravedad, se estira y debilita los músculos abdominales, y puede ser que presione algún nervio, así como los cambios hormonales aflojan las articulaciones y los ligamentos. Además, el peso extra que estás llevando significa más trabajo para los músculos y aumento del estrés en tus articulaciones, por lo que puedes sentirte peor al final del día. Caminar, estar de pie o sentarse durante largos períodos, así como agacharse o levantarse puede provocar tensión en la espalda. Un baño caliente o una compresa caliente podría traer alivio. Algunas mujeres, sin embargo, encuentran las compresas frías más reconfortantes. Trata de mantener una buena postura durante el día, evitar las actividades que requieren flexión y torsión, al mismo tiempo, toma descansos frecuentes cuando estás sentada o de pie, y duerme de lado con una o ambas rodillas dobladas con una almohada entre las piernas y con otra almohada (o cuña) para apoyar tu abdomen.

¿Tener un plan de parto?

Si decides que quieres intentar hacer un plan de parto, puede ser tan largo o corto como quieras. Algunas mujeres simplemente escriben su filosofía de nacimiento y una sensación general de cómo les gustaría que las cosas salieran. Por ejemplo, "Me gustaría tener un parto lo más natural posible. Por favor, no me ofrezcan medicamentos para el dolor o hagan cualquier intervención salvo que sea necesario". O "Me gustaría que mi parto sea relativamente libre de dolor y quiero que me pongan la epidural tan pronto como sea posible".

Algunas cuestiones a tener en cuenta al crear un plan de nacimiento:

  • ¿Quieres un parto libre de drogas o estás apostando por la epidural? Si no estás segura, está bien que pienses en eso.
  • ¿Quieres que el parto sea un asunto privado (sólo el equipo de asistencia médica y tu pareja)? ¿Quieres que los demás miembros de la familia o amigos estén en la sala de apoyo? ¿Te está bien que estudiantes de medicina o residentes están presentes durante el nacimiento?.
  • ¿Quieres traer un espejo para que puedas ver la conoración de tu bebé?.
  • ¿Te gustaría tener la habitación lo más silenciosa posible? ¿o quieres escuchar música especial? ¿quieres grabar el nacimiento?.
  • Después del nacimiento del bebé, ¿quieres que tu pareja corte el cordón? ¿Queréis estar tú o tu pareja presente para cualquier procedimiento o exámenes que se le tengan que realizar a tu bebé?.
  • ¿Tienes planes de dar el pecho?.
  • ¿Quieres que tu bebé se quede contigo a cualquier hora del día?.
  • ¿Estás dispuesta a pagar más por una habitación privada si hay alguna disponible?.

Actividad para esta semana: Discutir algunos asuntos personales. ¿Te gustaría quedarte en casa con tu bebé a tiempo completo o a tiempo parcial? ¿quieres bautizar a tu bebé? Estas son sólo algunas de las grandes decisiones que tu pareja y tú debéis discutir ahora. Incluso si creéis que ambos estáis de acuerdo, lo mejor es compartir tus opiniones abiertamente para evitar malos entendidos y sentimientos heridos.

Durante esta increíble época, tu cuerpo va cambiando a medida que avanza el embarazo. Tu bebé va desarrollándose semana a semana. Descubre qué cambios se producirán en tu bebé en la siguiente semana: 27 semanas de embarazo.