25 semanas de embarazo

Crecimiento del bebé

Tu bebé es aproximadamenten del tamaño de un nabo mediano, pesa unos 680 y sigue engordando y mide unos 34 cm. Mientras lo hace, su piel arrugada empezará a suavizarse y comenzará a parecerse cada vez más a la piel de un recién nacido. También cada vez tiene más el pelo y si se pudiera ver por dentro de tu barriga, ahora seríamos capaces de discernir su color y textura.

Nota: Cada bebé se desarrolla un poco diferente, incluso en el útero. Nuestra información está diseñada para darte una idea general del desarrollo de tu bebé.

25 semanas de embarazo

¿Cómo tu vida está cambiando?

Tu bebé no es el único con más pelo. No es que te esté creciendo más pelo, pero gracias a los cambios hormonales, el cabello que normalmente se te habría caído permanece en tu cabeza más de lo habitual. Disfruta de la plenitud mientras puedas, ya que el pelo extra se caerá después de dar a luz.

También puedes notar que no puedes moverte con tanta gracia como antes. A menos que tu médico te haya aconsejado otra cosa, está bien que continúes haciendo ejercicio, pero siguiendo algunas reglas de seguridad: No hagas deporte cuando te sientas demasiado cansada y detente si sientes algún dolor, mareos o dificultad para respirar. No te acuestes boca arriba y evita los deportes de contacto, así como cualquier ejercicio en el que sea propenso perder el equilibrio. Asegúrate de beber mucha agua, y de dejarte siempre tiempo para los dos períodos de calentamiento y estiramiento.

Cuando se hace la prueba de nivel de glucosa, que es una prueba de tamizaje entre las 24 a 28 semanas, se puede hacer también la prueba con un segundo tubo de sangre para comprobar si hay anemia. Si las pruebas de sangre muestran que tienes anemia ferropénica (el tipo más común de anemia), tu médico probablemente te recomendará que tomes un suplemento de hierro.

25 semanas de embarazo

¿Has comenzado a pensar en los nombres del bebé? Elegir un nombre es una decisión importante, pero debe ser una diversión, también. Es posible que desees considerar la historia familiar, ubicaciones favoritas (Venecia, donde pasásteis la luna de miel), o personajes literarios o cinematográficos.

El cuidado prenatal en el tercer trimestre

¿Con qué frecuencia voy a ver a mi médico en el tercer trimestre?

Entre las 28 y 36 semanas, visitarás a tu médico cada dos semanas. Un mes antes de tu fecha de parto lo visitarás una vez por semana. ¿Qué vas a hacer en cada cita?

  • Probablemente te pregunte cómo te siente física y emocionalmente y dará seguimiento a las cuestiones planteadas en tu última cita. Entre otras cosas, querrá saber si estás teniendo contracciones, sangrado vaginal o secreción inusual, si estás teniendo dolores de cabeza, y si te sientes ansiosa o deprimida. Hazle saber si tienes algún síntoma que no te ha preguntado.
  • Preguntará acerca de los movimientos de tu bebé. Te preguntará si tu bebé se ha vuelto menos activo. En algún momento, te puede pedir que empieces a contar los movimientos del bebé durante un período de tiempo determinado cada día.
  • Revisará tu orina en busca de signos de preeclampsia, infecciones urinarias y otros problemas. Tomará tu presión arterial y comprobará la inflamación de tus tobillos, manos y cara.
  • Debería comprobar el ritmo cardíaco del bebé y hacer un examen abdominal para estimar el tamaño de tu bebé y su posición. Medirá la distancia entre el hueso púbico y la parte superior del útero para ver si la tasa de crecimiento de tu bebé parece normal.
  • Es posible que revise el cuello del útero. No hay que esperar un examen pélvico en cada visita. Muchos médicos no lo hacen a menos que tengan un interés específico, como la posibilidad de parto prematuro. Una vez que pase la fecha de parto, tu médico revisará el cuello del útero para ayudar a decidir si (o cuándo) inducir el parto.
  • Te hablará acerca de las señales del parto prematuro y preeclampsia, y revisará otros signos de advertencia que debe incitar a una llamada. A medida que tu fecha se acerque te hablará sobre como funciona un parto y con que signos debes ponerte en contacto con él/ella.
  • Revisa con tu pareja toda la información y cread una lista de preguntas para llevarlas a la próxima visita prenatal.
  • Hablaréis sobre las decisiones después del parto, si le vas a dar el pecho o le darás biberón. También te informará sobre tus opciones para la anticoncepción después del parto. Si aún no has encontrado a un médico para tu bebé, tu médico te puede dar algunos nombres.

¿Qué pruebas se acercan? Dependiendo de tu situación se te pueden ofrecer las siguientes pruebas:

  • El hematocrito / hemoglobina: Esta prueba de sangre para detectar la anemia generalmente se repite durante el tercer trimestre. (Si te haces la prueba cuando te hiciste la prueba de tolerancia a la glucosa y los resultados fueron normales, es posible que no se repita).
  • Las pruebas de diabetes gestacional: Tienes una prueba de glucosa de detección normal entre las 24 y 28 semanas. Pero si los resultados de los exámenes son anormales o aún no te han hecho la prueba de tolerancia a la glucosa, te la harán ahora.
  • Detección de anticuerpos Rh: Si eres Rh negativo, la detección de anticuerpos se repetirá (por lo general al mismo tiempo que la prueba de tolerancia a la glucosa) y te darán una inyección de inmunoglobulina Rh a las 28 semanas. En el improbable caso de que parte de la sangre de tu bebé se meta en el torrente sanguíneo, la inmunoglobulina Rh le protege de desarrollar anticuerpos que puedan constituir un riesgo para los niños en el futuro. (Nota: Si el padre de tu bebé se hace un análisis de sangre y se halla que es factor Rh negativo como tú, sabrás que tu bebé también será Rh-negativo por lo que no necesitarás la inmunoglobulina Rh).
  • Pruebas para infecciones de transmisión sexual: Si estás en alto riesgo, tu médico va a hacer cultivos cervicales para detectar la clamidia y la gonorrea, y tu sangre será analizada para detectar la sífilis. Es una sabia idea ser reexaminadss para el VIH, así que si hay alguna posibilidad de que puedas tener la enfermedad hazte las pruebas inmediatamente, porque hay un tratamiento disponible que reduce drásticamente el riesgo de transmitirlo a tu bebé.
  • Prueba de estreptococo del grupo B: Entre las 35 y 37 semanas, se comprueban los estreptococos del grupo B (EGB) en la vagina y el recto. No vas a ser tratada de inmediato si los cultivos son positivos, porque el tratamiento temprano no es ninguna garantía de que las bacterias no volverán. En su lugar, se te tratará con antibióticos por vía intravenosa cuando estés en el parto.
  • Los perfiles biofísicos y las pruebas de no estrés: si tienes ciertas complicaciones en el embarazo o si ha pasado tu fecha de parto, tendrás pruebas extras para revisar a tu bebé.

Actividad para esta semana: Dedícale tiempo a tu pareja esta semana. Hazle a tu pareja una romántica sorpresa. Escribe todas las cosas que te gustan de él, le puedes decir por qué crees que va a ser un gran padre, o simplemente dar un paseo cogidos de la mano. Tomaros el tiempo necesario para conectar a un nivel físico y emocional y celebrar lo que os une y hace que os améis. Trata de hacer algo al menos una vez por semana para hacerle saber a tu pareja lo importante que es en tu vida.

Durante esta increíble época, tu cuerpo va cambiando a medida que avanza el embarazo. Tu bebé va desarrollándose semana a semana. Descubre qué cambios se producirán en tu bebé en la siguiente semana: 26 semanas de embarazo.