18 semanas de embarazo

Crecimiento del bebé

De la cabeza a la rabadilla, el bebé es de aproximadamente de la longitud de un pimiento. Mide unos 14 cm. Está ocupado flexionando los brazos y las piernas, movimientos que ya vas a empezar a notar más y más en las próximas semanas. Sus vasos sanguíneos son visibles a través de su piel fina, y sus oídos están ahora en su posición final. Una capa protectora de mielina se empieza a formar alrededor de los nervios, un proceso que continuará durante un año después de nacer. Si tienes una niña, su útero y las trompas de Falopio se formarán esta semana. Si tienes un niño, sus genitales ya son notables, pero él aún puede ocultarlos durante una ecografía.

18 semanas de embarazo

Nota: Cada bebé se desarrolla un poco diferente - incluso en el útero. Nuestra información está diseñada para darte una idea general del desarrollo de tu bebé.

¿Cómo tu vida está cambiando?

¿Tienes hambre? Un aumento en el apetito es bastante común ahora. Vigila en el momento de elegir las comidas y bocadillos ricos en nutrientes en lugar de calorías vacías (patatas fritas, caramelos y otros dulces). Es el momento de comprarse más ropa, más cómoda y más grande ya que, como el apetito, la cintura va a crecer.

Tu sistema cardiovascular está experimentando cambios dramáticos, y durante este trimestre, tu presión arterial será probablemente menor de lo habitual. No levantarse demasiado rápido después de estar acostada o sentada, puede ayudar a que no te sientas mareada.

A partir de ahora, cuando te acuestes en la cama, lo mejor es que lo hagas de lado o por lo menos en parte, inclinándote hacia un lado. Cuando te recuestas sobre tu espalda, el útero puede comprimirte una vena principal y dificultar el retorno de tu sangre al corazón. Trata de colocar una almohada detrás de ti o debajo de la cadera o la pierna superior para mayor comodidad.

18 semanas de embarazo

Si aún no te han hecho una ecografía en el segundo trimestre, es probable que la tengas pronto. Este procedimiento indoloro ayuda a tu médico a comprobar cómo está creciendo tu bebé, en la pantalla se pueden descubrir ciertos defectos de nacimiento, de la placenta y del cordón umbilical y determinar si la fecha de nacimiento con la que se está trabajando es exacta, y ver cuántos bebés llevas. Durante el examen, es posible que veas a tu bebé moverse o chuparse el dedo. Lleva a tu pareja y asegúrate de solicitar una copia impresa para el álbum de tu bebé. ¡Su primera foto!.

¿Debo cambiar mi rutina de ejercicios?

En la mayoría de los casos, si estás sana y el embarazo sigue su curso normal, puedes seguir trabajando como lo hiciste en tu primer trimestre - con algunas modificaciones razonables para dar cabida a tu creciente barriga. Qué hacer: Ceñirse a un nivel moderado de ejercicio, evitar el rebote, los movimientos rápidos, cambios bruscos de posición o apoyarte sobre tu espalda.

Si has sido bastante sedentaria, pero te gustaría empezar a hacer algo de ejercicio. ¿Dónde debes comenzar?.

En primer lugar, consulta con tu médico tus planes. A continuación, tendrás que comenzar con ejercicios suaves durante cortos períodos de tiempo (unos 15 minutos varias veces por semana) y poco a poco hasta conseguir alargar más el tiempo y hacer más intensa tu rutina diaria (alrededor de media hora al día). Qué hacer: Caminar es la forma más sencilla de empezar a trabajar en un programa regular de ejercicios, y no requiere ningún equipo especial que no sea un buen par de zapatos para caminar. Muchas mujeres disfrutan de la natación durante el embarazo debido a que el agua ayuda a sostener su peso. Otros apuestan por el yoga prenatal, para estirar y fortalecer su cuerpo, así como para aliviar los dolores y molestias.

¿Cuáles son los ejercicios de Kegel?

Los ejercicios de Kegel son ejercicios que fortalecen los músculos del suelo pélvico-los que apoyan la uretra, la vejiga, el útero, la vagina y el recto. Los ejercicios de Kegel ayudan a prevenir pérdidas de orina durante y después del embarazo y puede incluso ayudar en la segunda etapa del parto. Es más, los ejercicios de Kegel aumentan la circulación en el área rectal y vaginal, por lo que pueden ayudar a mantener las hemorroides y acelerar la cicatrización después del parto, si recibes puntos de sutura.

He aquí cómo hacerlo:

  • Apretar los músculos alrededor de tu vagina como si se tratara de interrumpir el flujo de orina cuando vas al baño. Realiza un "apretamiento y levantamiento" esa es la técnica, trabajar sólo los músculos del suelo pélvico, manteniendo tu abdomen y relajando los músculos de las piernas. Y asegúrate de no contener la respiración.
  • Mantén la posición durante de unos ocho a diez segundos, luego suelta los músculos. Hazlo en series de diez, y trata de trabajar un máximo de tres o cuatro series al día.

Actividad para esta semana: Buscar las clases de preparación al parto. Las mejores y más populares se llenan rápido así que empieza su búsqueda ahora. Las clases varían un poco en su enfoque. Algunas se extienden a lo largo de varias semanas, mientras que otras son tan cortas como un día. El hospital puede informarte probablemente de las clases, pero es posible que desees tomar una clase especializada en otros lugares.

Durante esta increíble época, tu cuerpo va cambiando a medida que avanza el embarazo. Tu bebé va desarrollándose semana a semana. Descubre qué cambios se producirán en tu bebé en la siguiente semana: 19 semanas de embarazo.