13 semanas de embarazo

Crecimiento del bebé

Las huellas dactilares se han formado en la punta de los pequeños dedos de tu bebé, sus venas y los órganos son claramente visibles a través de su todavía fina piel y su cuerpo está comenzando a equilibrarse en tamaño con la cabeza, que constituye sólo un tercio de su tamaño corporal ahora. Si tienes una niña, ahora cuenta con más de 2 millones de óvulos en sus ovarios. Tu bebé tiene el tamaño de una gamba mediana, mide unos 7,5 cm.

13 semanas de embarazo

Nota: Cada bebé se desarrolla un poco diferente - incluso en el útero. Nuestra información está diseñada para darte una idea general del desarrollo de tu bebé.

¿Cómo tu vida está cambiando?

Esta es la última semana de tu primer trimestre, y el riesgo de aborto involuntario es ahora mucho más bajo que al inicio del embarazo. La próxima semana marca el comienzo de tu segundo trimestre, una época de relativa comodidad para muchas mujeres que se despiden de los primeros síntomas del embarazo como las náuseas y la fatiga. Más buenas noticias: En muchas parejas también se observa una elevación de la líbido. Para el nacimiento todavía faltan meses, pero las mamas puede que ya hayan comenzado a producir calostro, un líquido rico en nutrientes que alimenta a tu bebé durante los primeros días después del nacimiento, antes de que tu leche comience a fluir.

Preguntas sobre si comer por dos

¿Cuánto debo comer cada día durante el embarazo?

Sólo necesitas unas 300 o menos calorías adicionales al día durante el embarazo. Cuenta las calorías que ingieres (más o menos): En vez de comer una comida grasa, tómate un vaso de leche y un par de rebanadas de pan integral tostado en su lugar.

13 semanas de embarazo

No te obsesiones con el número de calorías, mientras estés llevando una alimentación saludable y tu ginecólogo estará feliz con tu aumento de peso, no hay necesidad de agonizar sobre las calorías.

¿Cuáles son algunos de los nutrientes más importantes durante el embarazo?

Proteínas, hierro y calcio son tres nutrientes que necesitas ahora para mantenerte saludable y fomentar el desarrollo de tu bebé.

Proteínas: El objetivo es de 71 gramos al día. Las carnes magras, huevos y productos lácteos, así como frutos secos, legumbres y productos de soja como el tofu, son todos buenas fuentes. Tres porciones al día te ayudará a alcanzar tu meta. El pescado es una buena fuente de proteínas (así como importantes ácidos grasos omega-3 ), pero debido a las preocupaciones acerca de la contaminación, los expertos debaten sobre cuánto y qué tipo de pescado debes comer.

Hierro: Obtención de 27 miligramos de hierro cada día es especialmente importante para ayudar a prevenir la anemia ferropénica, un problema común entre las mujeres embarazadas. El hierro se encuentra en productos de origen animal (llamado hierro hemo) se absorbe más fácilmente por el cuerpo que el hierro que se encuentra en las plantas (hierro no hem). ¿Cuál es la mejor fuente? La carne roja magra. Si eres vegetariano o no puedes comer carne, puedes conseguir un poco de hierro de las verduras como las espinacas y las legumbres como las lentejas. Puede ser difícil obtener suficiente hierro procedente de estas fuentes, por lo que tu médico te puede recomendar un suplemento de hierro. (Pista: La vitamina C aumenta la absorción del hierro no hemo, por lo que comer alimentos ricos en vitamina C como los cítricos, fresas, pimientos dulces y - al mismo tiempo que comes alimentos no cárnicos ricos en hierro, o tomar tu suplemento de hierro con un vaso de zumo de naranja).

Calcio: Cuatro porciones diarias de productos lácteos te ayudará a conseguir los 1000 mg de calcio que necesitas (1.300 mg si tienes 18 años o menos). Tu bebé necesita el calcio para la formación de los huesos y los dientes. Si no obtienes suficiente de este nutriente, el pequeño va a tomar lo que necesita de tu cuerpo y por esto puedes perder calcio almacenado en tus huesos.

Si ya estoy tomando una vitamina prenatal, ¿tengo que prestar la misma atención a lo que como?

¡Sí! Mientras que una vitamina prenatal puede ayudar a llenar los vacíos nutricionales en tu dieta, no tiene la función de sustituir una alimentación saludable. Por un lado, las vitaminas prenatales no tienen el suministro del calcio que necesita en estos momentos para todo el día. Por otra parte, es importante comer muchas frutas y verduras frescas y ricas fibra - para ayudar a la digestión y evitar el estreñimiento, una queja común del embarazo. De hecho, si eres una mujer sana que estás bien informada acerca de la nutrición, hazte una dieta equilibrada, y si no tienes factores de riesgo específicos, no todos los expertos coinciden en que incluso se necesita tomar un suplemento multivitamínico y mineral. Sin embargo, todos coinciden en que necesitas tomar suplementos de ácido fólico antes de la concepción y durante el primer trimestre, y muchos creen que es importante tomar hierro en los trimestres segundo y tercero.

La mayoría de los profesionales de la salud recomiendan tomar un suplemento vitamínico desde el momento en que decides comenzar a intentar quedarte embarazada hasta el final de tu embarazo. ¿Estás tomando una vitamina prenatal?.

Actividad para esta semana: Comparte tu punto de vista sobre la educación de los hijos con tu pareja. Para que la conversación fluya, intenta este ejercicio de escritura creativa: Cada uno hace dos listas, una titulada "Mi madre siempre ..." y otro titulado "Mi madre nunca ..." Luego hacéis lo mismo con "Mi padre siempre / Mi padre nunca." Cuando hayáis terminado, hablad de lo que escribistéis y decidid juntos cuáles son los comportamientos que valoráis y que os gustaría cambiar a medida que crezca vuestro hijo.

Durante esta increíble época, tu cuerpo va cambiando a medida que avanza el embarazo. Tu bebé va desarrollándose semana a semana. Descubre qué cambios se producirán en tu bebé en la siguiente semana: 14 semanas de embarazo.